El Barcelona Lassa se ha impuesto al Iberostar Tenerife con suspense incluido en la primera de las semifinales de la Copa del Rey. El marcador final ha sido de 92-86 que le ha terminado por dar la victoria al conjunto culé, pese a que los canarios han apelado a la épica en el último cuarto. De hecho, en pleno intento de remontada, se señaló una falta a Ribas que no debió ser pitada, lo cual hizo que Txus Vidorreta, entrenador del Iberostar, acabara desesperado y expulsado por el árbitro.

De hecho, el técnico del equipo insular acabó incluso de rodillas por no dar crédito a lo que acababa de suceder. Lo cierto es que su equipo le metió el susto en el cuerpo a los hombres de Pesic, viendo como la ventaja que llevaban los azulgrana cada vez era más reducida y el Iberostar no dejaba de creer en sus posibilidades. No obstante, esa falta sobre Ribas frenó en seco cualquier intento de remontada, el cual pasará a la historia tanto por no haberlo conseguido como por la reacción de Vidorreta.

De esta manera, se ha podido vivir en el WiZink Center de Madrid una semifinal donde la emoción y la intensidad han estado presentes desde el primer momento. Pese a que el Barcelona Lassa partía a priori como favorito, en la recta final del partido ha visto cómo la relajación ha podido pasarles factura, pues el conjunto canario se ha venido arriba y se ha lanzado al ataque, siendo conscientes de que no tenían nada que perder.

A la espera de conocer a su rival

A pesar de todo ello, el equipo de Pesic se ha valido de la abultada ventaja conseguida durante buena parte del duelo para que el ímpetu del Iberostar no llegase a tiempo a completar lo que hubiese sido una gesta histórica. Así las cosas, el conjunto culé será uno de los clubes presentes en la gran final de esta edición de la Copa del Rey, a la espera de que se resuelva la otra eliminatoria entre el Real Madrid y el Joventut para conocer al rival con el que luchará por el título.

[Más información: El Barça Lassa llega de paseo y con susto a la final de la Copa del Rey]