Campazzo lanza tras recibir falta de Vildoza

Campazzo lanza tras recibir falta de Vildoza Agencia EFE

Baloncesto REAL MADRID 82-76 KIROLBET BASKONIA

El Madrid sufre pero se lleva el duelo de defensas ante el Baskonia

Ambos equipos desataron una batalla defensiva en los dos lados de la pista, con un resultado favorable para los blancos. 

Noticias relacionadas

Un choque de trenes entre dos de los mejores equipos de España. Los duelos entre Real Madrid y Kirolbet Baskonia nunca defraudan, y esta era la tercera vez que se veían las caras en solo cinco meses y medio de competición. Las bajas de Llull, Shengelia y Thompkins obligaban a otros jugadores a dar un paso adelante e intentar aupar a su equipo al segundo puesto, que estaba en juego. [Narración y estadísticas: Real Madrid 82-76 Kirolbet Baskonia]

Ayón se levanta por encima de los jugadores del Baskonia

Ayón se levanta por encima de los jugadores del Baskonia Agencia EFE

El partido comenzó con la misma tónica de siempre, triple desde la esquina de Randolph, que no le tiembla el pulso desde uno de sus sitios favoritos para lanzar. El '3' es el jugador más enchufado de la plantilla, y desde que comenzó la temporada su nivel se ha mantenido y ha demostrado que aspira a ser MVP de la competición. Por el cuadro vasco iba a ser Poirier el gran destacado con seis puntos en cinco minutos.

Ambos equipos utilizaban sus armas para intentar marcar territorio. Los visitantes utilizaban su poderío físico para desgastar a la defensa blanca, mientras que los hombres de Pablo Laso vertían sus opciones en las manos de Campazzo, que guiaba al equipo en cada internada en la zona. Tras buenas acciones ofensivas del cuadro de Perasovic, se marchaban con una ligera ventaja al final del primer cuarto: 15-19.

El segundo acto no empezaría de la mejor manera para los locales, que veían como la intensidad ofensiva de sus rivales era mayor y tenían grandes facilidades para sumar. La solución en estos casos siempre pasa por el mismo jugador: Jaycee Carroll. Las decisiones arbitrales empezaban a coger más peso en el encuentro y ambos equipos se quejaban de acciones muy discutibles. 

Los dos conjuntos se estaban empleando con una dureza poco vista en la competición, juego donde salía ganando jugadores con ese toque de experiencia. Felipe Reyes, tras su homenaje, entraba en la cancha para demostrar que a nivel de intensidad es insuperable. Una gran reacción comandada por la defensa y la magia de Campazzo colocaba a su equipo empate en el marcador a falta de dos minutos para el descanso: 35-35.

Las defensas superaban a los ataques

Tras el paso por vestuarios se volvería a recuperar la primera jugada del partido, triple de Randolph desde su esquina favorita. La igualdad seguiría siendo la nota dominante de un choque en el que ningún equipo era capaz de obtener una renta mayor a la de los cinco punto, imponiéndose las defensas a los ataques. Uno de los puntos de inflexión del choque era los problemas de faltas en el equipo vitoriano, la más destacable: Janning con cuatro faltas a falta de un cuarto y medio. 

Las decisiones arbitrales seguían siendo muy discutidas en ambos lados de la cancha, pero el nivel físico y de intensidad provocaban más faltas de las que puede haber en un partido. Cada buena acción era celebrada con rabia por sus protagonistas conscientes de lo difícil que era perforar el aro rival. A falta de dos minutos para finalizar el tercer cuarto todo estaba por decidir: 52-50. 

Campazzo intenta anotar tras una gran penetración

Campazzo intenta anotar tras una gran penetración Agencia EFE

El último acto comenzó con los dos conjuntos ansiosos por anotar, pero solo el Real Madrid encontraba vías de anotación y colocaba la máxima a ocho minutos del final: 62-52. De tres cuartos muy defensivos se pasaba a un corre calles con un claro beneficiado. Los locales seguían anotando con mucha frescura y mantenían a raya al cuadro vasco. 

La expulsión de Janning daría más libertad a un Carroll que había recuperado su mejor versión. Los minutos finales serían decisivos para un choque vibrante, con todo por decidir a falta de tres minutos: 74-69. Tras unos últimos minutos muy erráticos, el círculo se cerraba con un nuevo triple desde la esquina de Randolph, y el Real Madrid lograba llevarse una victoria vital para las aspiraciones en la Liga ACB.

Real Madrid 82-76 Kirolbet Baskonia

Real Madrid: Causeur (4), Randolph (18), Campazzo (7), Tavares (9), Deck (-) - quinteto inicial - Rudy Fernández (7), Reyes (5), Ayón (8), Yusta (-), Carroll (10), Prepelic (7), Taylor (7).

Entrenador: Pablo Laso

Kirolbet Baskonia: Vildoza (11), Voigtmann (10), Janning (11), Poirier (12), Shields (11) - quinteto inicial - González (-), Sedekerskis (-), Huertas (8), Diop (2), Jones (2), Hilliard (9).

Entrenador: Velimir Perasovic

Árbitros: Daniel Hierrezuelo, Vicente Bultó, Rafael Serrano.

Parciales: 15-19 | 22-18 | 20-15 | 25-24

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima jornada de la Liga ACB disputado en el Wizink Center (Madrid).