En su primer año en la NBA, Luka Doncic ha pasado de ser un rookie a convertirse en el pilar central del presente y futuro de Dallas Mavericks, en el que le acompañará el exjugador del Club Baloncesto SevillaKristaps Porzingis.

Noticias relacionadas

El exjugador del Real Madrid es una auténtica sensación en la liga estadounidense y ha recibido elogios de los mejores jugadores de la NBA, como el jugador de los Lakers, LeBron James. Ha ganado los tres premios a mejor rookie del mes de la Conferencia Oeste, y los datos cosechados lo demuestran: 20, 6 puntos, 7,0 rebotes y 5,5 asistencias por encuentro.

Este promedio le sirvió para convertirse en el tercer jugador de la Conferencia Oeste más votado por los aficionados para formar parte del quinteto inicial del All Star, partido del que se quedo fuera, primero tras el voto de los jugadores y prensa, después por el de los entrenadores, siendo estos últimos los encargados de elegir al equipo suplente.

Luka Doncic, durante un partido REUTERS

El Partido de las Estrellas

En una entrevista para el programa Generación NBA, de Movistar+, el esloveno analizó el All Star, que se jugará el próximo fin de semana, y del que lamenta no poder formar parte. "Quería ir y me decepcionó mucho cuando me dijeron que no iba a estar. Pero lo importante es que la gente votó por mí. Me impresionó y eso es lo que más me importa. Tal vez el próximo año esté", afirmó Luka Doncic.

Diferencias entre la NBA y Europa

Este es solo su primer año en la denominada como mejor liga del mundo, pero el exmadridista parece estar más que adaptado a la competición norteamericana. "Aquí es más fácil anotar que en Europa. Allí la pista es más pequeña y en la NBA está la regla de los tres segundos también", aseguró.

[Más información: Doncic, celebra la victoria en el derbi: "Hala Madrid y nada más"]