Tavares pelea por una pelota que ha salido rebotada

Tavares pelea por una pelota que ha salido rebotada JUANJO MARTIN Agencia EFE

Baloncesto ACB

El Real Madrid no quiere sorpresas en la visita del Joventut

Vuelve la Liga ACB para el Real Madrid dos días después de anotar 109 puntos en el primer encuentro de Euroliga. Visita el Palacio el Joventut, un equipo que precisamente no destaca por esas cifras tan altas. El conjunto de Durán llega con un partido menos y con un balance de una victoria y una derrota. Su juego desplegado en estas jornadas hace pensar que tendrán que basar su juego en la defensa para poder competir. 

El equipo merengue no conoce la derrota, pero si tuvo que sudar tinta para derrotar al Unicaja en el último compromiso liguero. Una baza que puede jugar a favor del conjunto catalán es la acumulación de minutos de los jugadores blancos tras un encuentro disputado el viernes, y en menos de 24 horas vuelva a disputar otro. 

Laprovittola será la gran amenaza verdinegra, el argentino no está de paso en la liga, y lo ha demostrado con un doble-doble de puntos y asistencias en la victoria ante el Manresa. Mantiene una gran amistad con Campazzo y Deck y será interesante el duelo en la posición de organizador. El '7' por su parte, ya puso en pie al Wizink Center el pasado viernes con acciones imposibles. 

Llull intentando una bandeja ante la atenta mirada de su defensor

Llull intentando una bandeja ante la atenta mirada de su defensor JUANJO MARTIN Agencia EFE

Los problemas para el Joventut: Randolph y la capacidad ofensiva del Madrid

A pesar de no recibir muchos puntos, el equipo no brilla en la parte ofensiva. Un polo totalmente opuesto es el Real Madrid, que ha superado los 87 puntos en los cuatro encuentros previos. La temporada pasada el equipo blanco superó con comodidad a sus rivales en los dos encuentros. A la anotación hay que sumar el hombre de moda: Randolph. El esloveno encadena los cuatro encuentros superando la barrera de los 10 puntos y a un nivel impecable e irreconocible en su última campaña. 

El problema del tercer cuarto

Si en algo destaca el actual campeón de España y de Europa es en su salida en tromba en el tercer cuarto, donde puede sentenciar un partido a falta de 10 minutos. Quizás sea un punto de reflexión para el cuadro de Durán, que en sus dos encuentros ligueros su máxima anotación en ese periodo ha sido de 14 puntos. Muy lejos de los 38 puntos que anotó al Darussafaka o a los 5 en los que dejó al Valencia. El líder no quiere sustos y un equipo histórico buscará la sorpresa.