El Madrid celebra una canasta. Foto: acbmedia

El Madrid celebra una canasta. Foto: acbmedia

Baloncesto

Un gran Madrid roza los cien y avisa para Vitoria

El equipo de Pablo Laso desarrolló uno de sus mejores partidos de las últimas semanas. A pesar de la constante igualdad hasta el descanso, en gran parte motivada por el acierto infinito de Baskonia en el perímetro, el Real Madrid arrancó en el tercer cuarto. Con Carroll martilleando en el triple y Tavares y Ayón reinando en la pintura, el conjunto merengue sentenció a falta de ocho minutos. Los de Pedro Martínez, una vez más, aprovecharon un más que cuestionado arbitraje para mantenerse con vida.

Noticias relacionadas

Contra las cuerdas. El Real Madrid no podía ceder lo más mínimo. Ganar un partido en casa era vital para ir a Vitoria con algo de colchón y con la posibilidad de perder algún encuentro allí. Con los errores apuntados, Laso cambió su quinteto y apostó por los líderes del Madrid en la noche del miércoles. Reyes y Carroll, en el cinco inicial. (Así vivimos el partido en directo).

Y la cosa no salió nada mal. El Real Madrid se plantó muy serio en defensa con Reyes y Tavares frenando a los interiores baskonistas. Si hace unos días la falta de puntería era lo más destacado, en esta noche del viernes no quedó un ápice de esa imagen. Sería solo un adelanto de lo que vendría en el resto del partido. Reyes, Taylor y Carroll sumaban de tres en tres. La respuesta llegaba por Shengelia y Poirier que, después de un inicio algo secó, lograron desatascar e igualar a nueve. Ahí aparecerían otras dos de las claves de Baskonia.

PRIMER CUARTO PARTIDO 2 (12)

PRIMER CUARTO PARTIDO 2 (12)

Vildoza y Janning tomaron el mando por completo. Bien por suerte, bien por talento, o por una mezcla de ambas, ninguno fallaba en el perímetro. Neutralizaban cualquier ataque del Real Madrid que no lograba entrar en un buen parcial. El 12-15 empezaba a abrir algo el partido hasta el 17-21. El equipo merengue estaba bien plantado pero poco podía hacer ante el bombardeo del 6,75.

Aparecía además el factor arbitral. No faltaba la técnica a Campazzo que sumaba la primera del partido y que provocaba la técnica de un Rudy que también sería protagonista de las conversaciones con los colegiados. Entre tanto error del trío naranja, y con Baskonia aprovechando todas las oportunidades en la línea de personal, el marcador se ponía negro: 22-32. La polémica, una vez más, estaba sacando al Madrid del partido. Una leve reacción salvaría el primer cuarto para cerrar con un 28-33 que tampoco parecía tan malo.

Laso tenía que buscar respuestas y castigar en la pintura. Encontrar un camino diferente al de la guerra triplista de baskonia. Y eligió bien a Thompkins. El interior hacía de las suyas en la pintura y abría el campo. Era el comodín ante Shengelia. Con un buen planteamiento defensivo y con Llull y Ayón dando la velocidad necesaria al juego, el Madrid encadenaba alguno de sus mejores minutos. Doncic, que hasta el momento estaba anulado, sumaba una asistencia y dos puntos que rompían el partido. Le siguieron Taylor desde el triple y Reyes con una acción para enmarcar en el poste. 50-47 y el dominio se teñía de blanco. Pero un partido a tantos puntos no iba a dejar atrás a Baskonia. La fortuna volvía a ponerse en contra del Madrid y un triple de Janning, que se iba hasta los 15 tantos, empataba a 52.

PRIMER CUARTO PARTIDO 2 (14)

PRIMER CUARTO PARTIDO 2 (14)

PARCIAL EXPRÉS PARA ESTALLAR

El 'tercercuartismo' hizo presencia. El equipo de Pedro Martínez castigó durante este periodo en el primer partido de la final y el Real Madrid se la devolvió. No sin polémica, que volvió a ser recurrente por las infinitas advertencias de técnica de los colegiados a Baskonia. Estas sanciones no llegaban nunca y el Madrid lo remediaba con casta. Los mejores minutos del equipo de Pablo Laso encabezados principalmente por una inmensa defensa de Tavares. Tapón, intimidación, canasta y regreso al bucle. El caboverdiano levantó un muro que parecía inexpugnable por Shengelia y Poirier.

El 18-5 de parcial lo decía todo. El conjunto merengue estaba siendo muy superior y estaba recuperando a sus piezas clave. Doncic poco a poco carburaba y Ayón daba su mejor versión en la pintura. De nuevo las cinco faltas de ambos equipos se instauraban a mitad de cuarto, por lo que al mínimo contacto se podría acudir a los tiros libres. Junto a Reyes aumentarían la ventaja que solo Diop con un triple -aunque pareciera sorprendente- corregía. 31-11 de parcial y el Madrid que ponía una marcha más con el 83-65.

PRIMER CUARTO PARTIDO 2 (5)

PRIMER CUARTO PARTIDO 2 (5)

EL MADRID RESISTE EL ENVITE AL TRIPLE

Solo quedaba el triple. 18 puntos no se remontan solos... y tampoco a base de canastas en la zona. Baskonia sabía que podía tirar del recurso del perímetro y así lo hizo. Estaban marcando un 11 de 19 que daba esperanzas. Y así salieron los visitantes. La primera jugada del último cuarto llegaba a manos de Granger que buscaba, encontraba y aprovechaba el mínimo resquicio. Janning, que había desaparecido, volvía para clavarla en el 6,75.

Pero en frente tenían al mejor. A un Carroll que está cuajando una final para el recuerdo. El de Wyoming mantenía el cara a cara y sacaba sus cartas. Dos lanzamientos seguidos evitaban el acercamiento vasco en el marcador y el 92-71 proseguía. Una reacción que sofocó las intenciones de Baskonia y calmó por completo el juego. Solo Diop con alguna que otra jugada algo antideportiva provocaba esa crispación en el parqué. No duraría. El partido estaba resuelto y ambos conjuntos lo sabían. Cinco minutos por delante para poco más que reflexionar. Con las idas y venidas habituales de un partido sentenciado, Tavares se marcharía ovacionado en uno de sus mejores partidos. El Madrid iguala a uno la eliminatoria y viaja a Vitoria con la mejor dinámica posible. Este podría ser el último partido del equipo como local.

REAL MADRID 98-91 BASKONIA

Real Madrid: Campazzo (6), Carroll (16), Taylor (9), Reyes (11), Tavares (4) -cinco inicial- Causeur (2), Rudy (5), Doncic (11), Ayón (14), Llull (4), Thompkins (16).

Entrenador: Pablo Laso.

Baskonia:  Vildoza (7), Timma (4), Janning (18), Poirier (12), Shengelia (5) -cinco incial- Voigtmann (2), Huertas (11), Beaubois (2), Diop (16), Granger (8), Garino (3).

Entrenador: Pedro Martínez.

Árbitros: HIerrezuelo, Jiménez, Perea.

Parciales: 28-33 | 24-19 | 31-11 | 15-26

Incidencias: Partido correspondiente a la primera jornada del playoff final de ACB que se disputó en el pabellón WiZink Center (Madrid).

  98 - 91  
REAL MADRID vs BASKONIA