Intercambio de triples entre Carroll y Sloukas

Intercambio de triples entre Carroll y Sloukas

Baloncesto

Vídeo | El duelo de la final: Carroll y Sloukas se retan en el triple

El escolta del Real Madrid protagonizó los últimos segundos de la primera mitad. Fue el mejor cierre antes de irse a vestuarios. Carroll y Sloukas se encargaron de poner ese ida y vuelta en el juego con un duelo de triples para enmarcar. Ataques rápidos y acertados que reflejaban a la perfección el nivel del partido.

Una final de Euroliga siempre reúne a las mejores plantillas del continente. Fenerbahçe y Real Madrid no iban a ser menos. Tensión, igualdad, apoyo en la grada, presión a los colegiados... Factores que no parecen afectar en gran magnitud a los grandes protagonistas: los jugadores. Y es que uno de los grandes duelos del encuentro se pudo comprobar en el último minuto del segundo cuarto. Se fueron al descanso con uno de los grandes momentos del partido.

Carroll y Sloukas fueron los protagonistas. El escolta del Real Madrid golpeaba primero. Habitual jugada del de Wyoming: bloqueos de sus compañeros, busca el hueco, recibe y en cuestión de un segundo ya ha logrado armar el brazo para anotar. Y el perímetro que tantas alegrías le ha dado no le falló. Triplazo que ponía al Real Madrid por delante a falta de 50 segundos para el descanso. La respuesta no se hizo espera. Sloukas sacaba el balón controlado, subía el juego como buen base y, a pesar de tropezarse y acabar casi por el suelo, el ex de Olympiacos logró anotar. Igualmente, gran triple que devolvía la ventaja al bando turco. Con ese 38-40 se cerraría la primera mitad y con Fenerbahçe acertando menos del 50% de triples que tiraba. Sloukas, por su parte, se fue hasta los siete puntos, siendo uno de los grandes destacados del partido y formando un cara a cara para no perdérselo.

Una espléndida jugada vuelve a destellar. El conjunto blanco ataca de nuevo, allí Tavares se encontraba bajo la canasta y le ha brindado a Carroll un pase para conseguir encestarla. Los de Laso sumaban así otros tres puntos al marcador y ponían a todo el estadio en pie mientras lo celebraba con todos sus compañeros del banquillo.