El Real Madrid, campeón de la Euroliga 2017/18

El Real Madrid, campeón de la Euroliga 2017/18

Baloncesto

La Décima sinfonía del Real Madrid

El Real Madrid se proclamó campeón de la Euroliga al derrotar al Fenerbahçe. El desempate de los cetros europeos con Obradovic cayó del lado blanco gracias a la mejor versión colectiva de los de Laso. El equipo turco contó con una gran actuación de Melli, 26 puntos, pero el tercer cuarto de Causeur, la gran dirección de Doncic y Thompkins en los momentos clave decidieron una batalla para la historia. 

El Real Madrid levantó la Euroliga al cielo de Belgrado después de realizar una auténtica exhibición ante el Fenerbahçe. Ni los millones del CSKA ni la talentosa cabeza de Obradovic lograron frenar a un equipo de Pablo Laso que sigue agrandando su leyenda. También fue la Final Four de Doncic, nombrado MVP de la competición, antes de su marcha a la NBA. Este triunfo es el del esfuerzo de una plantilla que se ha visto lastrada durante toda la temporada por las lesiones. El acierto de Causeur, la dirección de Doncic y el último cuarto de Thompkins y Tavares dieron La Décima a los merengues noqueando a un Melli extraordinario. (Así vivimos el partido en directo)

Doncic defiende a Kalinic. Foto: euroleague.net

Doncic defiende a Kalinic. Foto: euroleague.net

Pablo Laso volvió a apostar por Campazzo y Reyes en el quinteto inicial, sin embargo, al igual que contra el CSKA, este factor sorpresa no funcionó ante Duverioglu. El jordano se convirtió en una pesadilla para el Real Madrid en los primeros minutos con ocho puntos, justo cuando tuvo que abandonar la cancha por dos faltas. Ese mismo problema lo tuvo antes Vesely con un Fenerbahçe que dominaba la pintura hasta ese momento. Los de Laso encontraron la solución desde la línea de triples con 4/5 en el primer periodo. El factor Rudy permitió a los blancos llegar con ventaja (21-17) al segundo cuarto. El veterano español aportó atrás y adelante, pero sobre todo fue clave su intensidad en defensa. 

Obradovic abronca a sus jugadores. Foto: Twitter (@Euroleague)

Obradovic abronca a sus jugadores. Foto: Twitter (@Euroleague)

LA TRANQUILIDAD DEL MADRID CONTRA LOS ARREONES DE MELLI

El tanteo bajo se correspondía a la gran intensidad que ambos equipos mostraban. El Madrid se sentía cómodo con ese ritmo, pese a que parecía ir a contracorriente y contra su actual ADN. Llull y Carroll lograban la primera ventaja relevante del partido (25-17), pero entonces apareció Melli para, con once puntos, meter a Fenerbahçe en la pelea de nuevo. Se atascó entonces el equipo de Laso ante la pizarra de Obradovic para sacar el máximo partido al italiano y no cometer faltas tontas. Wanamaker distribuía la pelota y el conjunto turco se marchó al intermedio con una mínima renta (38-40). Todos los jugadores, menos Reyes y Campazzo, habían anotado en los dos primeros cuartos. No había un líder destacado, pero el colectivo era la mejor arma de los blancos. 

Doncic ante Fenerbahçe. Foto: euroleague.net

Doncic ante Fenerbahçe. Foto: euroleague.net

CAUSEUR LIDERA LA ESCAPADA BLANCA

La batalla era épica y el 7-0 de parcial en la reanudación fue respondido de nuevo por Melli. El italiano era el hombre del partido para los de Obradovic, aunque Laso encontró en Causeur y Reyes a sus líderes en el tercer periodo. La zurda del francés, con 12 puntos en este cuarto, permitió al Real Madrid ahora sí ir poco a poco escapándose. No hallaba el Fenerbahçe cómo parar a la grata sorpresa merengue de la final, al igual que Laso no daba con el defensor que pudiera frenar al ala-pívot transalpino. En esa lucha, y bajo la dirección de Doncic, el equipo español entraba en el cuarto decisivo con una nada despreciable renta de ocho puntos (63-55).

Causeur aplaude a sus compañeros

Causeur aplaude a sus compañeros

THOMPKINS Y TAVARES SENTENCIAN LA DÉCIMA

El tiempo pasaba y el Real Madrid conseguía frenar el ritmo y consumir las opciones del club de Estambul. El rebote, especialmente con Tavares en pista, era propiedad blanca y un triple de Carroll a falta de seis minutos exactos ponía los diez puntos de ventaja (71-61). El sobresaliente encuentro del conjunto de Laso tocaba la gloria con la yema de los dedos, esos mismos que con cada tiro libre iba acercando La Décima a la capital de España. Solo Melli mantenía el hilo de vida al que se agarraban los hombres del señor de las Euroligas. El desempate de cetros europeos comenzaba a caer del lado de los merengue, pero la quinta de Llull y Doncic obligaba a mantenerse en alerta.

EL TRONO EUROPEO ES REAL 

Los blancos aceptaban el envite del conjunto turco en la línea de personal. Los grandes minutos de Tavares, tanto en la intimidación como en el acierto en ataque, terminaban por decantar la final a pesar de los nervios finales debido a un triple de Ali (81-78). Causeur, que había sido el mejor, sufrió el síndrome de la mano encogida y falló dos tiros libres que pudieron complicar la victoria. Sin embargo, allí apareció Thompkins para lograr el rebote del partido y, ahora ya sí, mandar la copa a las vitrinas del Santiago Bernabéu. El Madrid volvía a reinar y conseguía su décima Euroliga tres años después de aquella contra Olympiacos en el Palacio. En Belgrado se ganó la primera fuera de España, la de 1995 fue en Zaragoza, desde 1980. Obradovic deberá esperar. El trono europeo sigue siendo Real.

REAL MADRID 85-80 FENERBAHÇE

Real Madrid: Causeur (17), Doncic (15), Reyes (6), Campazzo (0), Ayón (4) -quinteto inicial- Randolph (3), Rudy (55), Carroll (9), Tavares (8), Llull (5), Thompkins (10), Taylor (3).

Entrenador: Pablo Laso.

Fenerbahçe: Kalinic (7), Duverioglu (8), Vesely (3), Guduric (0), Wanamaker (14) -quinteto incial- Thompson (0, Melli (28), Mahmutoglu (-), Sloukas (7), Nunnally (0), Ali (7), Daome (6).

Entrenador: Zeljko Obradovic.

Árbitros: Lamonica, Ryzhyk, Latisevs.

Parciales: 21-17 | 17-23 | 25-15 | 22-25.

Incidencias: Partido correspondiente a la final de la Final Four de Euroliga que se disputó en el Stark Arena (Belgrado).

  85 - 80  
REAL MADRID vs FENERBAHÇE