Llull ante Gran Canaria. Foto: ACB

Llull ante Gran Canaria. Foto: ACB

Baloncesto

Solo con Llull no es suficiente

El conjunto madridista no pudo vencer a Gran Canaria en un partido donde solo Llull mostró buen nivel. El mal comienzo lastró a los de Laso, que fueron el resto del choque a remolque. El acierto desde el triple de los visitantes fue clave para llevarse el triunfo en una pista donde no ganaba nadie en ACB desde hacía catorce meses. 

Noticias relacionadas

Derrota del Real Madrid ante un muy buen Herbalife Gran Canaria que se mostró mucho más entero durante los cuarenta minutos. Los de Casimiro comenzaron dominando claramente el partido gracias a su acierto exterior y solo un gran tercer cuarto permitió a los de Laso volver a meterse en el partido. Llull volvió a ser el mejor de los blancos con 28 puntos, pero estuvo muy solo en ataque, contando únicamente con el apoyo de Randolph, que acabó con 14 puntos. (Así vivimos el partido en directo). 

Comenzó el Madrid muy dormido y con una caraja impropia del club blanco. Gran Canaria aprovechaba la parsimonia defensiva de los locales para abrir brecha en el marcador en cada posesión. Kuric desde fuera y Pasecniks por dentro castigaban a un Madrid muy lejos del nivel que ha mostrado en las últimas semanas y que le hizo campeón de Copa hace justo una semana. 

Totalmente negado desde el triple, el club blanco pecó de poco movimiento en ataque, muy estáticos y sin circulación del balón, algo que facilitaba mucho las cosas a Gran Canaria, que desactivó rápidamente al equipo blanco y poco a poco cogía una ventaja amenazando con romper el partido. Su acierto desde el triple al descanso (6 de 8) le permitía mandar con claridad en el marcador (33-44) y dejarle claro al Madrid que si quería llevarse el triunfo, tendría que ponerse el mono de trabajo.

LLULL REACTIVA AL EQUIPO

El paso por los vestuarios pareció despejar al equipo, que empezó a anotar desde fuera todo lo que había fallado en la primera parte. En apenas tres minutos de partido, el club blanco redujo la diferencia y pasó de estar once abajo a estar sola uno. Gran parte de la culpa del despertar del Madrid la tuvo de nuevo Llull, que al igual que ante Darussafaka, tuvo unos minutos sensacionales, siendo totalmente imparable.

El de Mahón anotó cuatro triples prácticamente consecutivos, reactivando al equipo para volver a estar de nuevo dentro del partido tras muchos minutos en la UVI. Con el partido otra vez en un puño, el Madrid fue incapaz de terminar de remontar y Gran Canaria poco a poco fue reencontrando su juego para liderar de nuevo el marcador y marcharse seis arriba al final del tercer cuarto.

HERBALIFE MATA LA REMONTADA

Los últimos diez minutos del partido fueron un claro ejemplo de cómo había transcurrido la primera mitad. Gran Canaria estuvo mucho más acertado, moviendo mucho mejor el balón y con las ideas muy claras. Por su parte, en el Madrid todo parecía depender de los milagros de Llull, que aunque lleva una semana gloriosa, no puede hacerlo todo solo. Se marchó del partido con 28 puntos e hizo muy bien su trabajo, pero le faltó la ayuda de los secundarios para terminar de darle la vuelta al partido y evitar la primera derrota en casa en Liga 14 meses después. 

REAL MADRID 81-93 HERBALIFE GRAN CANARIA

Real Madrid: Llull (28), Carroll (8), Maciulis (10), Reyes (4), Ayón (5) -Quinteto inicial- Randolph (14), Draper (-), Rudy (2), Nocioni (-), Doncic (6), Hunter (3), Taylor (1).

Gran Canaria: Oliver (8), Kuric (19), O'Neale (8), Báez (12), Planinic (7) -Quinteto inicial- Hendrix (-), McCalebb (10), Salin (5), Pasecniks (16), Pauli (3), Rabaseda (-), Aguilar (5).

Árbitros: Miguel Ángel Pérez Pérez, Jorge Martínez Fernández y Andrés Fernández.

Parciales: 9-23 | 24-21 | 25-20 | 23-29

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 22 de la Liga ACB. Encuentro disputado en el Wizink Center (Madrid, España).

  81 - 93  
REAL MADRID vs HERBALIFE GRAN CANARIA