La presidenta de la Fed, Janet Yellen

La presidenta de la Fed, Janet Yellen Carlos Barria Reuters

Mercados

La Fed mantiene los tipos de interés y percibe una mejora de la confianza económica con Trump

La Reserva Federal deja 'el precio del dinero' entre el 0,5% y el 0,75% por unanimidad, pero señala la mejora de la actividad y la inflación. 

Javier G. Jorrín

La Reserva Federal ha mantenido sin cambios los tipos de interés en su primera reunión del año, esto es, en una horquilla entre el 0,5% y el 0,75%. Después de la subida que ejecutó en diciembre, la entidad prefiere tomarse con algo más de calma su siguiente movimiento al alza en los tipos.

Todos los miembros de la entidad votaron en esta ocasión a favor de mantener sin cambios la política monetaria, por lo que no da ninguna señal sobre cuándo podría ser el siguiente movimiento. Sin embargo, el comunicado de la decisión (en esta reunión no hay rueda de prensa de la presidenta, Janet Yellen) muestra claramente la mejoría de la economía estadounidense en los últimos meses.

El impacto de la victoria de Donald Trump en las elecciones y su movimiento proteccionista, lejos de preocupar a las empresas y a los consumidores, ha mejorado su confianza. La Fed señala que "las medidas del sentimiento de los consumidores y las empresas ha mejorado últimamente". Los distintos actores económicos esperan que los estímulos fiscales (mayor gasto y menores impuestos) de la nueva Administración ayudarán a la actividad económica.

La Fed también señala la recuperación de la inflación como uno de los aspectos clave de la recuperación de la economía estadounidense, lo que acerca las siguientes subidas de los tipos de interés. La entidad apunta en su comunicado que "la inflación subirá al 2%" y ha eliminado la fórmula que utilizaba hasta ahora que era: "Se espera que la inflación suba al 2%". La entidad ya no tiene dudas de que alcanzará su objetivo de estabilidad de precios en el 2% a medio plazo.

La Fed también ha decidido seguir reinvirtiendo todos los vencimientos de la deuda estadounidense que tiene comprada para no reducir el tamaño de su balance. En las últimas semanas algunos expertos han especulado con la posibilidad de que la entidad empiece a retirar toda la liquidez de emergencia que puso en circulación durante la crisis, una vez que la inflación vuelve a repuntar y que la economía está en una situación de casi pleno empleo.

En su reunión de diciembre los miembros de la entidad anticipaban tres subidas de impuestos a lo largo del año y, con esta visión positiva de la economía estadounidense, no sería de extrañar que el próximo movimiento fuese pronto. Su siguiente reunión será en los días 14 y 15 de marzo y, en esa ocasión, sí habrá rueda de prensa de Yellen y también actualizará su cuadro de previsiones macroeconómicas y de tipos de interés.