"Los periodistas no nos pertenecemos, los periodistas le pertenecemos a los lectores. Somos dependientes de nuestra obligación de materializar un derecho ajeno, una obligación constitucional. Being independent is a right for me (ser independiente es un derecho para mí), pero también is a duty (es una obligación)". La dependencia de nuestros lectores es la única que hace libres a los periodistas.

Pedro J. Ramírez, presidente ejecutivo y director del EL ESPAÑOL, ha resumido parte de su receta como periodista durante cuatro décadas de director de periódicos, en la entrega del Premio Fundación Independiente de Periodismo Camilo José Cela que ha recibido este lunes en un multitudinario acto.

El director de EL ESPAÑOL ha presentado al auditorio Being independent is a right for me, publicación inspirada en cinco independencias -y una dependencia- que siempre debe tener un periodista. Independencia de los poderes fácticos, del poder político y del económico, pero también independencia ante su propio entorno y ante sí mismo. 

Una independencia que ha recordado Aldo Olcese, presidente de la Fundación Independiente. "En 2019 todavía hay quien combate y hostiga a los periodistas y hay quien trata de manipularles. Algo que con Pedro J. Ramírez nunca ha sido posible. Pedro J. ha conseguido mantener su independencia contra viento y marea, un valor fundamental que el jurado ha reconocido al darle este premio", ha indicado. 

'Laudatio' de Victoria Prego

Periodistas y compañeros de sus diferentes etapas profesionales como Juan Carlos Laviana, Lucía Méndez, Pedro Cuartango, Fernando Garea, María Peral, Vicente Ferrer, Oscar Campillo, Ignacio Amestoy o Juan Caño han arropado a Ramírez en la entrega de un galardón cuyo jurado presidió desde su fundación hace dos décadas el propio Nobel de Literatura. 

Victoria Prego ha sido la encargada de hacer la laudatio de Ramírez. La presidenta saliente de la Asociación de Prensa de Madrid (APM) no ha dudado en calificar a Pedro J. Ramírez como "el mejor periodista que ha dado España en los últimos 40 años" y ha valorado su labor como miembro destacado de ese "ejército" de periodistas que "empujaron a España por el camino de la Democracia".

Prego ha recordado la época de El Mundo y de los gobiernos de Felipe González. Frente a quienes defendían a la causa socialista "Pedro J. golpeaba una y otra y otra y otra vez las columnas de aquel templo construidas sobre la corrupción institucional y los crímenes de Estado. Por eso ha sido un hombre odiado y temido, pero nadie ha conseguido abatirlo porque la información que publicaba en su periódico respondía a la verdad. Y eso no hay como desmentirlo".  

"Es un director a pie de obra, apasionado, vehemente, polemista hasta el máximo y que valora el talento profesional muy por delante de la obediencia o la sumisión, algo que desprecia con toda su alma. Trabajar a su lado es el ejercicio más estimulante al que puede aspirar un periodista", ha concluido.

Auditorio de la APM, durante la entrega del premio. Jorge Barreno

Camilo José Cela

Pedro J. Ramírez ha agradecido el galardón entregado por la Fundación Independiente y patrocinado por Dynabook y lo ha equiparado a otros premios recibidos como el Víctor de la Serna (1991) a la mejor trayectoria en un año, el Premio FAPE a la trayectoria profesional(2016), el Premio Montaigne (2005), de la Fundación Alfred Toepfer y la Universidad de Tubinga, y el Premio Isaiah Berlin (2007).

"Camilo José Cela es una de las figuras de referencia de cualquier periodista y me parece extroardinariamente acertado que se haya asociado la idea de independencia a su figura", ha dicho Ramírez, al tiempo que ha recordado la participación del escritor en la Asociación de Escritores y Periodistas Independientes (AEPI). Un grupo de profesionales formados en plena crisis del gobierno de Felipe González. "El sindicato del crimen nos llamaban, pero los criminales eran ellos como se demostró finalmente", ha dicho el director de EL ESPAÑOL.

Pedro J. Ramírez ha rescatado las reflexiones de Mary Wollstonecraft, filósofa y escritora inglesa de finales del siglo XVIII definida intelectualmente por la Revolución Francesa, que indicó que la independencia es la más valiosa y la mejor de la bendiciones que nos ha dado la vida, la base y el fundamento de todas las demás virtudes. "Independencia como sinónimo de la libertad y protección frente a la dominación arbitraria de alguien", ha dicho Ramírez. Unas reflexiones aplicadas tanto a la causa feminista - de la que Wollstonecraft fue precursoracomo frente a la opresión del absolutismo.

Mary Wollstonecraft vivió en la misma Inglaterra en la que se exiliaron los españoles expulsados por el régimen de Fernando VII. "Los primeros liberales españoles, como las primeras feministas, creían en la independencia de la razón y la libertad suprema", ha dicho Pedro J. Ramírez. 

Pedro J. Ramírez, Victoria Prego y Aldo Olcese. Jorge Barreno

Being independent...

Pedro J. Ramírez ha recordado que el periodista debe tener independencia de los poderes fácticos, esos que siempre están presentes, pero que no quieren que se hable de ellos; e independencia frente al poder político "que trata de engullir cualquier margen para la libertad en función de su conveniencia". "Me echaron de dos periódicos, primero un gobierno del PSOE (Cambio 16) y luego otro del PP (El Mundo)", ha recordado Ramírez.

En tercer lugar, el informador debe tener independencia frente al poder económico y puso como ejemplo el Caso Filesa. Y hay otras dos independencias que tienen que ver con razones estrictamente personales. La independencia "frente a tu entorno, amigos, allegados, familiares, a quienes piensan como tú, a quienes esperan un comportamiento rectilíneo de verdad absoluta"; y la independencia frente a uno mismo. "Un buen periodista tiene que estar en contra de sus prejuicios y ser independiente de las limitaciones físicas y sentimentales".

En palabras de Pedro J. Ramírez "la mayor contribución de un periodista a sus lectores no es buscar que coincidan con él, sino que es ayudar a que desarrollen su capacidad autónoma e independiente para pensar, tanto si están de acuerdo como si no lo están".

Being independent is a right for me. Un manual en blanco como demostró Pedro J. Ramírez al abrir sus páginas vacías al final de su intervención. "Cada uno tiene que escribir su propio cuaderno", ha concluido el nuevo Premio 'Fundación Independiente' de Periodismo Camilo José Cela.