Sede de Mediaset en España.

Sede de Mediaset en España.

Medios TELEVISIÓN

Mediaset y Atresmedia pedirán la suspensión cautelar de la multa y la resolución de la CNMC

Quieren evitar que su ejecución pueda "causar daños de imposible reparación en tanto los tribunales la anulan".

Noticias relacionadas

Mediaset y Atresmedia solicitarán a la Audiencia Nacional la ejecución de medidas cautelares y la suspensión de la resolución del la Comisión Nacional de los Mercados de la Competencia (CNMC). Según han confirmado los dos grupos, en los próximos días presentarán sus escritos que buscan frenar la multa de 77,1 millones para las dos cadenas y la puesta en marcha de las condiciones impuestas por el regulador.

Los dos grupos quieren evitar que la ejecución de este sentencia pueda causar daños "de imposible reparación" si es que los tribunales finalmente la anulacen en un proceso que puede tardar más de cuatro años. Las fuentes con las que ha hablado este diario indican que hay bastante confianza en sus equipos jurídicos de que este recurso salga adelante porque es demostrable que pueden tener un gran prejuicio en sus cuentas derivado de este fallo de la CNMC.

De aceptarse estas medidas cautelares, algo que se debería saber en un plazo entre seis y nueve meses, Mediaset y Atresmedia no estarían obligados a provisionar en sus cuentas la multa (38,9 para el editor de Telecinco y de 38,2 millones para el de Antena 3) y no deberían modificar -de momento- su política comercial como le pide Competencia. En concreto, se frenaría el reloj y todo se paralizaría a la espera de que se resuelvan los recursos que presentarán las dos cadenas impugnando la resolución. 

¿Y qué puede pasar en estos próximos seis meses? La Audiencia Nacional debe decidir si paraliza la ejecución de la multa mientras estudia la suspensión cautelar -algo probable- y la modificación de las condiciones publicitaria de estas cadenas, una paralización que no está tan clara porque afecta a terceros.

"Más absoluto desacuerdo"

La CNMC ha hecho oficial este miércoles su sanción a Mediaset y Atresmedia por prácticas anticompetitivas en la comercialización de la publicidad en televisión, una información adelantada el martes por EL ESPAÑOL. Las dos cadenas están obligadas a modificar esta estrategia comercial antes de tres meses y a asumir una sanción total que se eleva a 77,1 millones de euros, en la línea de lo adelantado por este diario.

Competencia establece un sistema de vigilancia que supervisará la marcha publicitaria de las dos cadenas e insta a Mediaset y a Atresmedia a no imponer prácticas comerciales paquetizadas en la comercialización de sus canales, no realizar publicidad en simulcast, terminar con las extraprimas y no condicionar la contratación de publicidad al volumen.

Un resolución fuertemente criticada por las dos cadenas. Mediaset ha manifestado "su más absoluto desacuerdo" al considerar que no hay ninguna conducta anticompetencia que haya dado lugar a un incumplimiento de la normativa vigente que pueda ser objeto de sanción.

En primer lugar, porque las conductas investigadas "son las mismas que se vienen llevando a cabo desde hace décadas"; por la incorrecta caracterización del mercado relevante, al seguir considerando como tal el mercado publicitario televisivo, sin poner en valor el impacto de los grandes gigantes publicitarios como Google o Facebook; por la imposibilidad de encajar estas conductas en el tipo infractor descrito legalmente y  "porque la CNMC no ha probado que las conductas investigadas hayan producido (o sean susceptibles de producir) efectos anticompetitivo".

"Asimetrías regulatorias"

Por su parte, Atresmedia ha indicado que "resulta incomprensible y alarmante que la CNMC penalice ahora actividades comerciales no sólo completamente legales sino que además forman parte del funcionamiento lógico y natural del negocio publicitario en todo el mundo y de muchos otros mercados en España".

"La desproporcionalidad en la cuantía de la sanción vuelve a poner en evidencia la postura que el Regulador ha adoptado en este procedimiento. Atresmedia quiere subrayar que se trata de la mayor multa jamás impuesta por la CNMC a una empresa por unas prácticas que solo alcanzan la categoría de infracción grave. Es más, supera con creces la mayoría de las sanciones impuestas hasta ahora por la CNMC incluso en el caso de infracciones calificadas como muy graves".

Finalmente, el editor de Antena 3 ha exigido al regulador que entienda "que el mercado de la televisión privada, que tanto parece preocuparle, ya sólo es una porción minoritaria de un mercado nuevo, el audiovisual, mucho más grande y global, con importantes asimetrías regulatorias y con una inquietante falta de vigilancia por parte, precisamente, de la propia CNMC. La tecnología ha provocado una inexorable convergencia en el mercado televisivo ante la que el Regulador ha venido mostrando pasividad e indiferencia a pesar de las reiteradas advertencias de los operadores".

Este lunes, el banco de inversión Fidentiis publicó un informe en el que criticaba esta multa porque, a su juicio, perjudicaba a las empresas audiovisuales locales y beneficiaba a los gigantes como Facebook y Google. "La CNMC se une así a un ilustre y creciente club de reguladores de medios europeos que no han notado que los mercados que regulan están siendo interrumpidos agresivamente por los gigantes estadounidenses", ha indicado.