Mediaset España aprueba su fusión con Italia pese a las amenazas de bloqueo de Vivendi

Mediaset España aprueba su fusión con Italia pese a las amenazas de bloqueo de Vivendi

Medios TELEVISIÓN

Un Tribunal de Milán paraliza la impugnación de Vivendi y desbloquea la fusión de Mediaset

Los acuerdos impugnados por Vivendi en esa junta, celebrada el pasado 4 de septiembre, han quedado provisionalmente suspendidos.

Noticias relacionadas

Un Tribunal de Milán ha paralizado hasta el próximo 22 de noviembre el procedimiento de solicitud de medidas cautelares instado por Vivendi contra la junta general de accionistas de Mediaset celebrada en septiembre, que aprobó la fusión con su filial española.

Según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el juez ha decidido llevar a cabo esta paralización temporal con el fin de dar a las partes la oportunidad de una posible conciliación entre ellas.

Como consecuencia, los acuerdos impugnados por Vivendi en esa junta, celebrada el pasado 4 de septiembre, han quedado provisionalmente suspendidos.

En el escrito de impugnación, Vivendi solicitaba que el Tribunal de Milán "anule y, en todo caso, considere ineficaces los acuerdos adoptados por los órganos sociales de Mediaset", incluidos los acuerdos por los que el Consejo de Administración y el presidente de la junta general impidieron a Simon Fiduciaria "el ejercicio de los derechos políticos derivados de su participación equivalente al 19,19% del capital social".

Procedimiento en España

No obstante, queda pendiente el proceso en Madrid. La operación de fusión de las dos sociedades bajo un nuevo vehículo con sede en Países Bajos (Mediaforeurope) fue suspendida de manera cautelar por un juzgado de Madrid, a la espera de un recurso legal de Vivendi, segundo mayor accionista de Mediaset Italia. Viviendi impungó los acuerdos sociales que adoptó la Junta General Extraordinaria de Mediaset España, el pasado 4 de septiembre de 2019, y que aprobaban la operación, al igual que hizo en Milán.

Pese a que Mediaset ha impugnado la decisión ante la Audiencia Provincial de Madrid, el proceso queda de momento paralizado. El gigante francés, dirigido por el magnate de los medios de comunicación Vincent Bolloré, se opone a la fusión diciendo que refuerza el control del principal accionista de Mediaset, la familia del ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi.

Por su parte, desde Mediaset se indica que Vivendi es un potencial competidor en el nuevo escenario de Mediaporeurope por lo que no desea la creación de un rival directo. Fininvest, de la famlia Berlusconi, tiene el 50% de las acciones de Mediaset Italia mientras que Vivendi tiene el 28,8%, pero solo el 9,9% de los derechos de voto. El resto corresponden a un fideicomiso del grupo francés que no pudo votar en la aprobación de la fusión en la junta italiana.

Salvavidas de Península

Ante la imposibilidad de bloquear la fusión en Italia, Vivendi decidió comprar un 1% de la participación de Mediaset España en verano, lo que le dio el aval legal para impugnar los acuerdos de la junta y bloquear la fusión panaeuropea.

El objetivo de Mediaset ahora es poder ganar el recurso en España y luego comprar el 29% de Vivendi para quitarles de la ecuación. Para ello cuenta con el apoyo de Península, un fondo liderado por Borja Prado y antiguos banqueros de Mediobanca, que acordó dotar un fondo de reserva de 1.000 millones de euros para facilitar la fusión y comprar la participación de quien no estuviese de acuerdo con la operación.

En estos momentos, Mediaset Italia está valorada en la Bolsa de Milán en más de 3.000 millones de euros, con lo que la dotación de Península alcanzaría para comprar la participación ‘hostil’ de Vivendi equivalente al 29%. En el acuerdo de fusión solo se dotaron 180 millones para comprar participaciones contrarias a la fusión, claramente insuficiente en el caso de Vivendi.