Pepa Bueno, en una imagen de archivo.

Pepa Bueno, en una imagen de archivo.

Medios RADIO

Pepa Bueno, defenestrada de las mañanas de la Ser, se estrena en un 'Hora 25' donde tiene difícil encaje

Se estrena este 2 de septiembre en nuevo horario y con el desafío de reconvertirse en una presentadora de magazine.

Noticias relacionadas

Pepa Bueno se estrenará este lunes a las 20.00 horas en su nueva aventura en la radio. Después de seis años presentando el primer tramo de Hoy por Hoy, la ex periodista de TVE pasa a las noches de Hora 25 con el objetivo de mantener el tipo en una franja en la que Àngels Barceló consolidó el liderazgo histórico conseguido por el mítico Carlos Llamas.

Su desembarco en esta franja se produce por un cambio de cromos en el que se privilegió la llegada de Barceló a las mañanas para intentar darles un nuevo aire tras la fuerte arremetida de Carlos Herrera con Cope. Un crecimiento que se produjo precisamente a costa de la propia Pepa Bueno, que en las últimas dos temporadas perdió oyentes a raudales poniendo en peligro el liderazgo del histórico de la Ser en el prime time radiofónico.

Una reestructuración que se ha producido en medio de un sinfín de rumores que hablan del descontento de Bueno y su reconversión en un estilo de programa en el que nunca ha trabajado. Las fuentes consultadas por EL ESPAÑOL indican que, cuando en junio se confirmó la nueva parrilla de la Ser, Pepa Bueno no se mostró del todo contenta, pese a que desde su entorno se ha intentado transmitir que fue ella quien pidió un nuevo destino.

Los informes de la Ser indicaban que Pepa perdía fuelle entre los oyentes y que su estilo extremadamente informativo ya no era el adecuado para las mañanas de la cadena. En el EGM de abril, que se tomó como referencia para el cambio, Herrera en Cope se situó a la menor distancia histórica del programa de la Ser, con serio riesgo de arrebatarles el liderato.

Recuperación de audiencias 

Carlos Herrera logró en ese momento un nuevo récord con 2.492.000 oyentes en abril, sumando 466.000 seguidores desde noviembre del año pasado. Por su parte, Hoy por Hoy, con Pepa Bueno y Toni Garrido, llegó a los 2.640.000 oyentes y se dejó 120.000. La diferencia entre los dos programas también era la mínima y llegó a solo 148.000 seguidores.

La radio es el mundo de las paradojas. En su último EGM, y tras conocerse su salida, Pepa Bueno recuperó parte de las audiencias perdidas. Este espacio consiguió 2.872.000 fieles, un crecimiento de 231.000 oyentes y un 8,8%. Por otro lado, Carlos Herrera registró 2.387.000 fieles, 232.000 menos y un 4,2% de caída. La diferencia con Hoy por Hoy creció desde los 148.000 oyentes hasta los actuales 485.000.

Unas cifras que sacaron algo más de una sonrisa a la propia Pepa Bueno. Y es que su salida de las mañanas fue además un cambio que escenificó la nueva estrategia y el giro político de Cadena Ser, acorde con los nuevos tiempos que corren para Prisa, la propietaria de la emisora. En los últimos meses se han registrado los mayores acercamientos del grupo al PSOE y hacia posiciones más progresistas, olvidadas durante la última época de Juan Luis Cebrián.

Con el cambio decidido y con su sustituta acordada, tocó el turno de buscar una salida a Pepa Bueno. A falta de otros candidatos para sustituir a Barceló en Hora 25 y por su cercanía al PSOE andaluz y al ala susanista, se le encontró acomodo en las noches de la cadena de Prisa. Es un movimiento estratégico que mantiene la influencia de Susana Díaz como un contrapeso a la gestión de Pedro Sánchez y para no tener todos los huevos en la misma cesta cuando la relación de Prisa y el PSOE pasa por uno de los mejores momentos en décadas.

'Fichaje' de Airmar Bretos

Con todo, su desembarco en Hora 25 presenta un gran desafío para Pepa Bueno. Este programa ha sido históricamente el magazine por excelencia de la radio española y la labor de Bueno en la Ser ha sido de todo menos magazine. Su estilo parco, riguroso, informativo y a veces con muy poco ritmo, hace que tenga muy difícil encajar en un programa en el que casi no hay política

Será difícil ver a Pepa Bueno cambiar el micrófono de entrevistadora de líderes políticos de las primeras cuatro horas de Hoy por Hoy por el de comentarista de estrenos de cine, libros o temas sociales de las noches de Hora 25. “No está preparada para ese registro” dicen quienes conocen su trayectoria.

Pese a ello, en la Ser confían en una rápida reconversión y para ello contará con Aimar Bretos, el histórico 'canterano' de la casa que todas las quinielas daban como el número 1 de Hora 25 del futuro. Desde 2015 sustituye a Pepa Bueno en Hoy por Hoy y ahora darán juntos el salto, para que el periodista apoye la parte magazine que falle a la periodista extremeña.

“Afortunadísimos nosotros por haber podido acompañarles por las mañanas durante todos estos años, vamos a seguir cuidándoles lo mejor que sabemos”, comenzó su despedida Bretos. “Nosotros nos escuchamos ya por las noches, en Hora 25, con Pepa Bueno. Gracias por habernos dejado colarnos cada mañana de estos años en sus cocinas, en sus desayunos, en sus coches. Ha sido un privilegio enorme. Adiós, hasta el lunes”, se despedía el periodista el pasado viernes.

Junto a Pepa Bueno, el objetivo ahora es mejorar los últimos datos de Àngels Barceló, que en junio fue la única presentadora que perdió oyentes. En su último EGM al mando de Hora 25 se quedó en los 941.000 oyentes, 30.000 menos y un 3,1% de caída. Una nueva batalla que les enfrentará a Juan Ramón Lucas en Onda Cero y a Ángel Expósito en la Cope. Todo está abierto.