“He venido a ser su pareja”. El pasado miércoles 21 de agosto Pilar García Muñiz se estrenaba en Cope compartiendo unos minutos con Antonio Herraiz y con el propio Carlos Herrera y deshaciéndose en elogios al comunicador andaluz. En una inusual cobertura pocas veces vista en la emisora de los obispos, la cadena al completo se volcaba en presentar a la futura compañera radiofónica de Herrera, en lo que es el preludio de la lenta, pero sostenida retirada del periodista de la primera línea radiofónica.

Noticias relacionadas

Esta era la segunda “presentación” de Pilar García Muñiz y queda una tercera programada para el 2 de septiembre, un mimo que la Cope solo reserva para las grandes ocasiones. Su fichaje por la cadena se anunció el 15 de julio y pocas horas después vivió su primer encuentro oficial (y en la playa) con el propio Herrera.

Oficialmente Cope ha dicho que la hasta ahora presentadora de Informe Semanal’ e histórica de TVE, compartirá micrófono con Herrera en el tramo de seis a diez de la mañana. No obstante, la información recopilada por EL ESPAÑOL indica que García Muñiz es la elegida por el propio comunicador para que sea “cuanto antes” su sucesora en la parte informativa del programa.

Estas mismas fuentes indican que Herrera es un fan de García Muñiz desde sus tiempos como presentadora revelación del extinto España Directo de TVE. “Herrera necesita un cable a tierra", dicen quienes le conocen y "ha visto en Pilar a la sustituta perfecta de Paloma Tortajada", productora histórica del comunicador desde su vuelta a la Cope que falleció el pasado mes de abril.

Franja de seis a siete de la mañana

Como ya ha contado este periódico en varias ocasiones, Herrera comenzará esta temporada 2019-2020 con la firme intención de soltar lastre y estar cada vez menos horas en antena. Los obispos y la Cope lo saben, por lo que le han pedido que haga un plan escalonado en el que poco a poco empiece a dar el testigo a su sucesor, o sucesora en este caso.

Pilar García Muñiz no lo tuvo fácil para dejar su plaza en TVE y embarcarse en esta nueva aventura, pero pesó mucho la promesa de Herrera y su equipo de que no sería una más, sino que tendría absoluto protagonismo. Ello, sumado a la oferta económica, muy superior a los 65.000 euros anuales que estaba ganando en el canal público, le hizo decantarse finalmente por una oferta que se le planteó al menos un mes antes de comunicarse su fichaje.

El plan trazado por el propio Herrera indica que esta temporada Pilar se encargará de la primera hora (de seis a siete), la más pesada para el comunicador y que le permitirá liberarle de tener que estar de madrugada en antena. Para ello, el testigo lo pasará oficialmente el 2 de septiembre en antena, un movimiento simbólico al que Cope le dará mucho eco mediático en todas sus ventanas. Para llegar a punto a esta fecha, García Muñoz realizará pilotos junto a Herrera y su equipo durante toda la próxima semana.

Las fuentes consultadas indican que Herrera tiene tanta confianza en Pilar García Muñiz que es probable que suelte lastre antes de lo esperado. El carácter metódico de la presentadora y su incansable capacidad de trabajo le han convencido para entregarle más responsabilidades durante el año. Y es que pese a no haber nunca realizado radio en el primer nivel, quienes la han escuchado y la han visto desenvolverse dicen que García parece una veterana.

Sustituto para el magazine

En esta línea es posible que en los próximos meses incluso pueda asumir más horas en solitario y hay quien cree que Herrera terminará antes del verano del próximo año solo interviniendo para leer su editorial antes de las ocho y que comenzará su labor en antena a partir de las 8.30 con la tertulia. Este mismo planning indica que ya para la próxima temporada su idea es que Pilar se encargue de toda la franja de la mañana y que él aparezca solo a partir de las ocho.

Si todo sale bien y Pilar García Muñiz logra hacerse con las riendas de la mañana informativa, Herrera solo deberá volcarse en encontrar su sustituto para la segunda parte del programa, el magazine que comienza a las diez.

Un puesto que por el momento tiene tres pretendientes: Agustín Bravo, que sustituye a Herrera en verano, Goyo González, uno de los comunicadores con mayor complicidad con el andaluz; y María José Navarro, histórica del programa en la primera etapa de Herrera en Cope, hace ya varias décadas.

En este caso la tarea no es fácil, porque a diferencia de García Muñiz quien ya comenzará oficialmente con galones en septiembre, el sustituto del segundo tramo no está decidido y no parece que se resuelva esta temporada.

¿Cuándo colgará el micrófono Carlos Herrera?

En este sentido, la pregunta es obvia. ¿Cuándo colgará el micrófono Carlos Herrera?. La respuesta es que esta 'jubilación' cada vez está más cerca. No obstante, como se demostrará con el fichaje de Pilar García Muñiz, no hablamos de una retirada abrupta ya que es probable que Herrera nunca termine de divorciarse definitivamente de la emisora de los obispos.

Lo que sí es verdad es que ya desde esta temporada dejará de estar en el micro las siete horas habituales y con cada mes que pase y que se consolide su sucesora, esta retirada se hará más progresiva.

De esta manera, cuando encuentre sucesor para la franja del magazine aparecerá probablemente de manera diaria pero esporádica y ya sin la presión de tener todo el programa en sus espaldas. De esta manera, reforzará mucho más la parte de opinión para dar sus “homilías” que son las que más demandan sus fieles oyentes.