Eduardo Olano, actual presidente de Uteca, en una imagen de archivo.

Eduardo Olano, actual presidente de Uteca, en una imagen de archivo.

Medios TELEVISIÓN

Uteca firma sus nuevos estatutos otorgando mayor peso a las pequeñas cadenas de TDT

En la asamblea de este miércoles se escenificará la nueva estructura de la patronal en la que la audiencia pesará más que el número de canales.

Noticias relacionadas

Los miembros de Uteca firmarán este miércoles los nuevos estatutos de la patronal de las televisiones, un evento que escenificará la paz entre Atresmedia y las televisiones rebeldes y el relanzamiento de la asociación tras dos años de duras disputas, que se saldaron con la salida de Mediaset de la entidad en marzo pasado.

Según ha podido confirmar EL ESPAÑOL, estos nuevos estatutos incluirán un nuevo sistema de financiación y de toma de decisiones dentro de Uteca que terminará con el histórico dominio que durante 20 años ostentaron Atresmedia y Mediaset.

A cambio, las TDT rebeldes, lideradas por DKiss y Blas Herrero, se han comprometido a que su propia asociación de televisiones digitales -que actualmente cuenta con DKiss, Unidad Editorial y Real Madrid TV- no interfiera con los intereses de la histórica patronal.

Del mismo modo, Blas Herrero retirará esta semana la demanda contra la asociación en la que impugnaba sus estatutos y denunciaba la vulneración de sus derechos fundamentales de libre asociación. Los anteriores estatutos promovidos a mediados del año pasado prohibían la participación de los miembros de la patronal en dos asociaciones con intereses contradictorios. 

Se retoma la agenda de demandas de Uteca

Como ya informó este periódico, hace dos semanas, el nuevo presidente de Uteca, Eduardo Olano, ofreció una tregua a Blas Herrero llamándole personalmente para asegurar la continuidad de la organización y abrir una nueva etapa en la que se intenten aparcar las diferencias.

Es así como se redactaron unos nuevos estatutos para sentar las bases de una refundación de la patronal, sin Mediaset, pero con el sostén económico de Atresmedia y el resto de los socios. Como ha podido confirmar este diario, los nuevos estatutos que se firmarán este miércoles darán más peso en las decisiones de la patronal a las televisiones pequeñas.

De esta manera, las decisiones se tomarán ahora por mayoría amplia y las cadenas pequeñas tendrán sus votos en función de su audiencia y no por el número de canales como venía siendo hasta ahora. En el caso de la financiación, se distribuirá proporcionalmente para que Atresmedia aporte su cuota en proporción a sus ingresos, al igual que el resto de cadenas pequeñas.

Esta firma de los nuevos estatutos sentará las bases de una nueva etapa en la patronal en la que se retomarán sus demandas históricas: la lucha por el segundo dividendo digital, las nuevas plataformas, la digitalización del sector y el futuro de la televisión analógica ante las plataformas de pago y las OTT. 

Esto significa aparcar la guerra por el reparto publicitario, al menos en el seno de la patronal. Atresmedia y Mediaset culparon durante meses a las TDT rebeldes de la apertura del expediente de Competencia que podría saldarse con una multa de hasta 100 millones de euros a estas dos cadenas por colusión publicitaria. Esto generó una disputa intestina de más de dos años que estuvo a punto de saldarse con el fin de Uteca.