EL ESPAÑOL sigue su camino imparable hacia la consolidación económica. El León de El Español Publicaciones, sociedad editora de este periódico, registró un beneficio operativo (ebitda) de 226.865 euros durante el año 2018, el primer ejercicio en números positivos de su corta historia con lo que cumple así estrictamente con el plan de negocio presentado a sus accionistas a finales de 2015.

Discurso completo de Eva Fernández

El plan se ha respetado escrupulosamente tras lograr pérdidas operativas de 3 millones de euros en 2016, de 1,5 millones en 2017 y un ebitda positivo de 226.000 euros en 2018.

Del mismo modo, la consejera delegada de EL ESPAÑOL, Eva Fernández, ha anunciado que este año 2019 este diario conseguirá un ebitda cercano al millón de euros, un 314% de crecimiento en relación a 2018, lo que permitiría alcanzar por primera vez el beneficio neto en solo cuatro ejercicios de funcionamiento.

Evolución del Ebitda de El León de El Español Publicaciones.

Evolución del Ebitda de El León de El Español Publicaciones.

Durante su discurso ante la Junta de Accionistas 2019 de este periódico celebrada este martes en Madrid, Eva Fernández ha indicado que el equipo gestor ya trabaja en su nuevo plan de negocios tras un ejercicio de transición, en el que EL ESPAÑOL se prepara para un "cambio de ciclo" del sector, marcado por el fin de las actuales condiciones de mercado y el comienzo de un nuevo modelo de negocio para la prensa española.

En 2018 EL ESPAÑOL fue más eficiente

En relación a 2018, la consejera delegada de EL ESPAÑOL ha destacado que este periódico ha logrado ser más eficiente "al hacer más por menos" tras aumentar en un 14% sus ingresos y reducir en un 9% sus gastos. Eva Fernández ha destacado que el recorte de costes, aún siendo en gastos operativos, no ha significado una reducción de la plantilla, que se ha mantenido estable desde 2017 en 83 personas. Un equipo que destaca en el sector por tener un 50% de mujeres en cargos directivos y un 40% en la categoría de jefes y mandos intermedios. 

Esta consolidación económica ha llegado de la mano de un aumento del número de lectores. En un año, este diario aumentó en un 78% sus usuarios únicos según certifica OJD: 38,3 millones al cerrar diciembre de 2018. Del mismo modo, llegó a los 11,7 millones según Comscore, medidor que elimina el tráfico internacional y duplicidades. Unos datos que suponen un crecimiento del 59% en un año según este último indicador. 

Evolución del tráfico de EL ESPAÑOL.

Evolución del tráfico de EL ESPAÑOL.

Eva Fernández también ha destacado ante los accionistas el éxito de la política de inversiones de este periódico. En 2018, todas sus empresas participadas aumentaron su facturación y su ebitda. Vandal llegó a los 169.853 euros de ebitda, un 59% más; Crónica Global registró 340.252 euros, un 102% más; El León Libre, 35.519 euros, un 541% de crecimiento y El Androide Libre llegó a los 196.898, una mejora del 27%. 

En relación a 2019, Eva Fernández ha indicado que EL ESPAÑOL se está consolidando como el segundo medio nativo digital por tráfico según Comscore. Además, lo ha hecho abriendo cada vez más la brecha con nuestros perseguidores, casi todos sin modelo mixto de publicidad y suscripciones. La consejera delegada prevé que este diario consiga cerca de un millón de euros de beneficio operativo, lo que le llevaría a su primer año con resultado positivo tras amortizaciones e impuestos.

"Cambio de ciclo" en la prensa española

En los primeros cuatro meses de 2019 EL ESPAÑOL ha superado los 40 millones de usuarios únicos, según Google Analytics y con una media de doce millones de usuarios mensuales según Comscore. Del mismo modo, las suscripciones han crecido hasta las 9.217, un 7% de crecimiento frente a diciembre del año pasado y siempre en un contexto adverso, con un mercado en que la mayoría de sus competidores tienen un modelo de acceso gratuito a sus contenidos.

De esta manera, Eva Fernández ha indicado ante los accionistas que el equipo gestor de EL ESPAÑOL ya trabaja en nuevo plan de negocios para abordar el "cambio de ciclo" que se avecina en el sector a partir del año 2020. La consejera delegada ha explicado que durante este año el sector dará un paso hacia el cobro por suscripciones digitales en la mayoría de los grandes medios lo que "incidirá en la línea de flotación del sector" y obligará a las empresas periodísticas  a realizar grandes cambios en su modelo de negocio.  

Según Eva Fernández, esta revolución provocará, en primer lugar, un cambio en el diseño en el producto, que migrará desde contenidos orientados al click hacia un modelo en el que los contenidos deberán buscar el valor añadido "por el que los lectores estén dispuestos a pagar". 

El segundo impacto afectará al diseño y gestión de plantilla y la política de inversiones ya que el nuevo modelo demandará nuevos perfiles en las empresas periodísticas, más centrados en el análisis de datos y en periodistas orientados a la generación de valor en las informaciones. Esto encarecerá los costes, ya que estos perfiles serán cada vez demandados y por tanto, más caros, así como elevará los gastos de personal para intentar retener a los profesionales que dentro de cada medio cumplan estas características. 

Nuevo plan de negocio de EL ESPAÑOL

Un modelo de pago a nivel generalizado en el sector también implicará un aumento de la inversión en tecnología de datos, que posibilite un conocimiento más profundo de los contenidos que consumen nuestros lectores y "poder ofrecerles el producto que mejor se adapte a sus necesidades", ha indicado. 

Por último, este nuevo modelo también generará un verdadero "tsunami publicitario" ya que, según la consejera delegada de EL ESPAÑOL, la lucha por el click, base de los indicadores utilizados para determinar la inversión publicitaria actual, dará paso a la batalla por ser más influyentes, mediante el uso de un nuevo indicador: las suscripciones.

"Con el modelo de pago por contenidos volverán los indicadores que se utilizaban habitualmente, de forma que la influencia se medirá no sólo por el número de usuarios únicos como hasta ahora, sino por el número de suscripciones, como ocurría en el negocio tradicional con la venta en los quioscos", ha añadido.

"EL ESPAÑOL se está preparando para este nuevo escenario y estamos trabajando ya en el diseño de un nuevo business plan, que se presentará en la Junta del próximo año, en donde plantearemos la mejor estrategia para competir en este nuevo mercado y seguir  posicionándonos como el medio de referencia para cada vez un mayor número de lectores", ha concluido.