RTVE ha cerrado el año 2018 con dos millones de superávit con lo que completa tres años consecutivos de números negros. Estamos ante una situación nunca vista desde que se creó la Corporación RTVE en el año 2006 y mantiene una tendencia ascendente después de seis años seguidos con pérdidas acumuladas de 475 millones de euros. 

Noticias relacionadas

La Administración de Rosa María Mateo ha logrado mantener los números positivos consolidados por su antecesor José Antonio Sánchez. En 2016 el canal ganó 800.000 euros y en 2017 25 millones. En este 2018, la Corporación de televisión registró unos ingresos totales de 976 millones, un 2,5 % menos respecto a lo presupuestado como resultado de una menor aportación de los operadores de telecomunicaciones y de televisión

De esta manera, se ingresaron 193,5 millones por las aportaciones de operadores de televisión y de telecomunicaciones, 341,1 millones a la compensación del servicio público de radiodifusión estatal -la aportación de los Presupuestos Generales del Estado-  y 380 millones por la cesión de la recaudación de la tasa por el uso del espacio radioeléctrico. 

Caen las aportaciones en un 0,7%

En total, las aportaciones se han reducido en el último año en un 0,7%, en relación al ejercicio anterior, lo que se ha podido compensar en parte por los ingresos comerciales. RTVE ha cerrado cerrado el año con 58,8 millones de ingresos comerciales, una cifra que ha subido un 2% en relación al año anterior. El resto de "los ingresos hasta el total son pequeñas partidas como trabajos realizados para el activo y subvenciones de menor importe," según ha indicado la Corporación a este diario.

Los gastos fueron de 974 millones, lo que supone un 2,7% de reducción. La cadena explica que durante el 2018, "se ha logrado una mayor eficiencia en las distintas actividades desarrolladas por la compañía para aumentar los recursos destinados a la producción de programas y mejora de los servicios que ofrecemos a los ciudadanos".

Mientras se registró un incremento en los gastos de explotación destinados a la compra de derechos deportivos y programas de entretenimiento, los gastos indirectos de funcionamiento alcanzaron los 168 millones de euros, lo que supone un descenso del 3,8% con respecto al ejercicio 2017.

Crecen los gastos de personal

RTVE indica que los gastos de personal se han comportado en línea con las previsiones, con “incrementos debidos a los deslizamientos salariales por antigüedad, así como a la subida salarial prevista en los Presupuestos Generales del Estado”. En total, se gastaron 398 millones de euros en personal, por encima de los 389,2 millones del año 2017.

Durante 2018 se han ejecutado inversiones por importe de 47,7 millones de euros que van a permitir incrementar y modernizar la capacidad productiva y fortalecer la  estrategia de innovación digital de RTVE.