Mediaset ha logrado poner freno a su desplome bursátil que ha marcado 2018 y que se ha prolongado durante el mes de enero, al menos de manera temporal. La compañía ha llegado a subir hasta un 6% a media jornada de este jueves tras anunciar al mercado un ambicioso plan de recompra de acciones.

Noticias relacionadas

El gigante audiovisual español y primer grupo de televisión en abierto confirmó que invertirá 200 millones de euros en la adquisición de hasta un 9,9% de su capital social o lo que a día de hoy son 32,4 millones de acciones. El Programa de Recompra permanecerá vigente hasta el 20 de febrero de 2020 y en un comienzo estará íntegramente gestionado por el Banco Santander.

La compañía además ha comunicado que propondrá el reparto de un dividendo ordinario equivalente 50% del beneficio neto consolidado obtenido en el ejercicio 2018, “en línea con lo establecido en la política de dividendos aprobada por la sociedad”.

Inyección de 200 millones en doce meses

La inyección de 200 millones a su acción en los próximos doce meses ha sido bien recibida por el mercado, que ha disparado su acción hasta los 6% euros a media mañana. Los analistas valoran positivamente la apuesta de la compañía por reforzar su propio capital.

Según Massimo Musolino, director general de Gestión y Operaciones de Mediaset España "con esta operación aprovechamos una coyuntura bursátil que, a nuestro entender, no refleja la realidad de nuestro negocio ni nuestra visión de futuro del sector audiovisual, para remunerar nuevamente de manera extraordinaria a nuestros accionistas y evidenciar nuestra confianza en el sector y en el modelo de negocio de Mediaset España".

Con este mismo programa, en los últimos seis años la compañía habrá invertido 937,5 millones de euros a la adquisición de títulos propios, lo que representa un 50% de su capitalización de mercado actual. El objetivo de este plan es estabilizar el precio de la acción ya que el comienzo de año no ha sido bueno para las dos televisiones, que se han dejado hasta un 5% en total y prolongando el hundimiento del año 2018. En el pasado curso Mediaset se dejó un 40% de su valor y fue el más castigado del Ibex 35.

Demoledor informe de Merrill Lynch 

El Plan de Recompra se conoce solo una semana después del demoledor informe de Merrill Lynch que recortó el un 70% el precio objetivo de las acciones de Mediaset y Atresmedia. Merrill Lynch advirtió de los problemas de adaptación de Atresmedia y Mediaset a la nueva realidad digital y de su excesiva dependencia de los ingresos publicitarios.

Y prevé que reducirán sus ingresos y su beneficio operativo de manera consecutiva durante los próximos cuatro años. En el caso de Mediaset, reducirá sus ingresos por televisión un 1,9%, 1,8%, 1,8% y un 3,8% consecutivo hasta cerrar 2020 por debajo de los 911 millones de facturación y 857 por televisión. Seguirá en números negros, pero su EBIT caerá en un porcentaje similar desde los 228 a los 156 millones de euros.