Eduardo Olano, presidente de Uteca y de Atresmedia Publicidad.

Eduardo Olano, presidente de Uteca y de Atresmedia Publicidad.

Medios TELEVISIÓN

Uteca suspende toda su actividad hasta abordar la expulsión de las televisiones rebeldes

La patronal convoca a una sesión extraordinaria para analizar la impugnación a sus nuevos estatutos.

Noticias relacionadas

Guerra abierta en Uteca. Cuando parecía que la llegada de Eduardo Olano a la presidencia de la patronal abría una nueva etapa de colaboración entre las cadenas, todo se ha vuelto a torcer tras la intención de Atresmedia y Mediaset de volver a abordar la expulsión de las televisiones rebeldes. Los dos gigantes audiovisuales ha decidido paralizar toda la actividad administrativa de la entidad hasta resolver el futuro de sus socios críticos con el actual reparto del mercado publicitario.

Lo que ha vuelto a poner las espadas en alto ha sido la llegada a Uteca de la demanda interpuesta por Radio Blanca y Blas Herrero (DKiss) contra los estatutos de la patronal -aprobados en verano- y que establecieron que sus asociados no pueden pertenecer a “ninguna asociación equivalente y distinta y cuyos fines sean similares a Uteca”. Esta resolución abrió la puerta a la expulsión de televisiones que han cuestionado públicamente la existencia del duopolio televisivo.

Esta cadena, además de Trece, Veo TV y Real Madrid TV, conforman desde hace dos años la Asociación Española de Televisiones Privadas Digitales Terrestres, que desde entonces se ha posicionado duramente contra el reparto publicitario del mercado de televisión y, según Mediaset y Atresmedia, han sido las detonantes de la investigación por conductas colusorias que hace un año abrió la CNMC contra el duopolio.

Impugnación de los estatutos

Precisamente las hostilidades han vuelto a Uteca después de que EL ESPAÑOL publicase que la CNMC había enviado a las partes su “pliego de concreción” respecto a esta investigación en el que confirmaba todas las conductas investigadas y llegaba a la conclusión de que Mediaset y Atresmedia llevan años vulnerando reiteradamente las normas de Competencia de España y de la Unión Europea.

Como ya informó este diario, en la reunión de hace un par de semanas de Uteca, Eduardo Olano, presidente de Atresmedia Publicidad, incluyó en el orden del día del próximo encuentro la situación de las cadenas que seguían participando a las dos asociaciones, lo que despertó las críticas entre las televisiones pequeñas. 

En esta línea, esta semana Uteca recibió la confirmación de la demanda de Blas Herrero, que ha liderado a las televisiones rebeldes. Herrero presentó la denuncia a finales del año pasado, frente a lo que considera la “vulneración de sus derechos fundamentales” y libertad de asociación. Un movimiento defensivo que se sumó al cambio de estatutos de la asociación de las teles pequeñas que se constituyó con el único objetivo de “combatir las inequidades del mercado publicitario".

“Consecuencias y acciones a considerar”

Frente a esta demanda, la directiva de Uteca decidió paralizar toda su actividad administrativa y convocar una sesión extraordinaria para el próximo miércoles 23 de enero con un único punto en el orden del día: “Análisis de la demanda interpuesta contra Uteca por el socio Radio Blanca” y “Consecuencias y acciones a considerar”.

En las televisiones pequeñas se han tomado esta comunicación -llegada a todas las televisiones el viernes- como una verdadera declaración de guerra. ¿Será posible que la próxima semana se pueda expulsar a DKiss, Trece, Real Madrid y Veo TV?  En el sector se cree que será poco probable y dudan de que Mediaset y Atresmedia tengan los votos necesarios para ejecutar esta salida. 

En principio, Mediaset y Atresmedia suman doce votos (seis cada uno) y también tendrían el de Ten (Secuoya) y necesitan 16 para tomar una decisión de este tipo. Veo TV (Unidad Editorial) tiene dos, DKiss y Real Madrid otros dos y Trece tiene uno, por lo que los dos votos de Vocento -que abandonó la asociación de las pequeñas hace un año- será decisivo.

En cualquier caso, fuentes de DKiss consideran que la denuncia presentada paraliza cualquier tipo de expulsión y así lo pelearán en los tribunales, según han dicho a este periódico.