Javier Monzón, en una imagen de archivo.

Javier Monzón, en una imagen de archivo.

Medios PRENSA

Javier Monzón, nuevo presidente de Prisa en sustitución de Manuel Polanco

Revolución de fin de año en Prisa. Javier Monzón será el nuevo presidente no ejecutivo del grupo Prisa desde el 1 de enero en sustitución de Manuel Polanco. El hijo del fundador de la compañía ha completado un año exacto al mando de los destinos del editor de El País ya que hace doce meses Polanco fue elegido presidente como una solución de emergencia para forzar la salida de Juan Luis Cebrián.

Javier Monzón es el hombre del grupo Santander en la editora de periódico, por lo que su nombramiento responde al refuerzo del banco dentro del capital de la compañía (donde tiene un 4%) de la mano de Amber, socio mayoritario con el 27% de las acciones.

Como ya adelantó EL ESPAÑOL en marzo de este año el destino de Monzón era ser el presidente de Prisa. Siempre fue el primer candidato a la presidencia de la compañía, pero sus problemas con Cebrián en octubre del año pasado retrasaron su llegada a la compañía hasta finales de 2017. Ya dentro del consejo fue primero presidente del comité de nombramientos y luego vicepresidente no ejecutivo con plenos poderes ejecutivos.

Manuel Polanco, presidente de las filiales

Por su parte, Manuel Polanco pasará a ostentar un cargo honorífico como presidente del consejo de administración de las filiales del grupo, Santillana, Diario El País y PRISA Radio. Los nombramientos, que tendrán vigencia a partir del 1 de enero de 2019, han sido aprobados por unanimidad.

Javier Monzón señaló que “ha sido un honor colaborar con Manuel Polanco como vicepresidente y confío en seguir contando con la confianza de nuestros accionistas y consejeros”. Manuel Polanco manifestó que “ha sido una gran satisfacción presidir el consejo en esta etapa de consolidación y proyección al futuro de Prisa y me alegro de seguir vinculado al Grupo de una manera tan cercana”.

Nueva ampliación de capital

Estos nombramientos no afectan el control que el consejero delegado Manuel Mirat tiene sobre la gestión de la compañía, que seguirá siendo quien tome las decisiones sobre la administración, aunque siempre en sintonía con Javier Monzón, que tendrá funciones de representación y de unificador de las voluntades del consejo.

La llegada de Monzón -todavía presidente de Openbank- se produce tras un acuerdo entre el Banco Santander y Amber Capital y pacifica el consejo de la compañía para enfrentar los principales retos de cara al próximo año. Entre ellos -y como ha publicado este diario- se encuentra el la ampliación de capital para pagar deuda y capitalizar Santillana.