Estudios de Máxima FM, durante una entrevista.

Estudios de Máxima FM, durante una entrevista.

Medios RADIO

La Ser copia la estrategia a Cope: cierra una radiofórmula y suma postes locales

Cadena Ser anunció esta semana la creación de Ser+, una nueva red de emisoras locales que busca reforzar la información de proximidad a la vez que suman postes a su ya extensa red y, por tanto, aumentar sus audiencias de manera importante. El objetivo es frenar la sangría de oyentes que ya se extiende por más de un año.

Un movimiento que, sin embargo, no es desconocido en el sector ya que hace dos temporadas Cope siguió una estrategia casi calcada, que le ha permitido consolidarse en el segundo lugar del EGM y recortando audiencias a la propia Cadena Ser.

La Ser anunció el lunes “su gran apuesta por el ámbito local” ofreciendo de manera simultánea el deporte y la información en FM “con el lanzamiento de Ser+”. “Ser+ supone un extra de contenidos locales porque permite dar mayor cobertura informativa a los acontecimientos extraordinarios o de especial relevancia que ocurran en cada localidad (ruedas de prensa de gran impacto, sucesos, competiciones deportivas, festividades…)”, indicó Prisa Radio.

14 emisoras que eran de Máxima FM

En la práctica esto significa que Cadena Ser suma catorce emisoras a su red local en diferentes puntos estratégicos de España como Cádiz, Sevilla, Alicante, Valencia, Tenerife, Mallorca, Toledo, Madrid, Zaragoza, Las Palmas, Málaga, Granada, Albacete, Murcia, Vallodolid y Bilbao.

Es decir, emisoras donde la Ser ya tenía presencia, pero que busca reforzar para engordar el EGM. Para obtener estos postes, Prisa Radio ha "expropiado" las frecuencias de Máxima FM, una de sus cadenas musicales con menos audiencia de los últimos años y que ahora se ha quedado con un puñado de emisoras en Málaga, Asturias, Castellón, Gandía, Las Palmas, Barcelona, Girona, Lleida y Andorra. Se reforzará su emisión digital, pero sus recursos han caído al mínimo.

En su último EGM, Máxima FM apenas llegó a los 300.000 oyentes, una cifra que es difícil sumar a los 4.089.000 fieles que Cadena Ser registró en verano pasado, pero que sin duda servirán para detener la sangría de la emisora de Prisa que encadena tres oleadas consecutivas dejándose casi 400.000 oyentes en un año.

Cope ya lo hizo hace dos años

Un movimiento que se suma al lanzamiento de una nueva frecuencia con programas casi exclusivamente en catalán y con un programa dirigido y presentado por Josep Cuní, que convivirá con la histórica Radio Barcelona que seguirá emitiendo su programación habitual.

En la Ser saben que este tipo de iniciativas le pueden restar alguna audiencia a nivel nacional, pero creen que todo se compensará con los nuevos oyentes locales que llegarán. Un movimiento de probado éxito como ya demostró Cope hace dos temporadas.

En junio de 2016 la cadena de los Obispos lanzó Cope+, la misma fórmula de crear una red paralela de emisoras locales para engordar audiencias. En ese momento, la emisora damnificada fue Megastar FM, una cadena solo emite actualmente por internet, pero que llegó a tener docenas de postes que hoy emiten la programación de Cope.

¿Radiofórmulas en peligro?

Desde que puso en marcha Cope+, la cadena ha mejorado en al menos 100.000 oyentes, rozando los tres millones de seguidores. Ha recortado distancias a Cadena Ser y a logrado mantener a raya a Onda Cero -que actualmente ronda los dos millones de oyentes- que lentamente se recupera del batacazo de perder a Carlos Herrera hace tres temporadas.

Dos estrategias empresariales que comienzan a poner en peligro a las radiofórmulas. Las cadenas necesitan seguir creciendo para tener más oyentes, algo que se hace casi imposible con los mismos postes. No hay ninguna intención de las administraciones ni para limpiar el espectro -y eliminar las emisoras alegales- ni para lanzar nuevos concursos, porque el espacio radioeléctrico es limitado.

En esta línea, es probable que las cadenas sigan explorando nuevas vías de crecimiento, mediante el fin de sus radiofórmulas, que dan menos audiencias, menos notoriedad y, por tanto, generan menos ingresos publicitarios. Ya han desaparecido Máxima Fm y Megastar.

Onda Cero tiene Europa y Melodía FM, y la Cope Rock FM y Cadena 100. En este punto la que tiene más margen de crecimiento es la Ser con un puñado de radiofórmulas como M80, RadioOlé, Los 40 y Cadena Dial.