Andrés Gil, futuro presidente de RTVE, limpia su Twitter días antes de su nombramiento

Andrés Gil, futuro presidente de RTVE, limpia su Twitter días antes de su nombramiento

Medios

El PNV amenaza con tumbar el nombramiento de Andrés Gil al frente de RTVE

Arturo Criado Miguel Ángel Uriondo

El PNV no apoya la candidatura de Andrés Gil, de Eldiario.es, como presidente de RTVE, y ERC ha condicionado su apoyo a que se hable con Quim Torra sobre la autodeterminación en Cataluña.

IU cree que Andrés Gil va a cubrir "muy bien" la presidencia de RTVE

De este modo, salvo acuerdo de última hora, se rompe el pacto de los partícipes de la moción de censura y parece casi imposible que los socialistas y la coalición de izquierdas consigan sus objetivos, habida cuenta que la renovación de la cúpula de la radio y la televisión públicas, que se ha complicado sobremanera en las últimas semanas, exige al menos una mayoría absoluta.

Esta situación, que nos lleva a un nuevo bloqueo en el ente público, se suma al hecho de que los propios trabajadores de la corporación se han mostrado en contra de un profesional que, pese a tener acreditación suficiente, carece de experiencia tanto en gestión como en radio y televisión. Precisamente, el corazón de la que sería su actividad.

Horas después de conocerse el bloqueo, y desde Bruselas, Pedro Sánchez, ha pedido a los partidos que "antepongan el interés común de regeneración a los particulares de cada formación", y ha recordado que el consejo de administración que ahora se elija será "provisional" hasta que se desbloquee la puesta en marcha de un concurso para elegir al futuro de presidente de la Corporación. 

En cualquier caso, el presidente del Gobierno se ha mostrado confiado en que la situación se pueda desbloquear. "Hay tiempo hasta el lunes, y por eso pido que se actúe con enormes dosis de generosidad y responsabilidad", ha dicho.

RTVE era el verdadero premio que esperaba Iglesias tras apoyar a Sánchez. Y la elección de Gil fue una solución de emergencia tras la negativa del presidente a elegir a Ana Pardo de vera, un perfil cercano a Jaume Roures y Mediapro, un grupo que no sólo ha sido clave para el ascenso del partido morado sino que participó activamente a favor del referéndum ilegal del 1-O.

Protestas de los trabajadores

Las formas en las que se ha llevado la negociación, con un simple acuerdo entre únicamente dos formaciones políticas (PSOE y Podemos) no han sentado bien en el ente. “Parece un intercambio de cromos”, explicaba a EL ESPAÑOL un trabajador de RTVE nada más conocer la noticia, “si gobierna el PP ponen ellos el nombre; ahora con los socialistas vuelve a ocurrir lo mismo”, exclama. 

"Ten en cuenta que el PP tiene bloqueado el nuevo mecanismo de elección del presidente, y la situación era insostenible. Lo importante es que esta solución sea transitoria”, relata. Es decir, que tienen confianza en que en tres o cuatro meses como muy tarde se ponga en marcha un concurso público que culmine con la elección de un profesional que sea totalmente independiente, capaz, y que ponga en marcha un nuevo proyecto ilusionante para la radio televisión pública.

Desde Podemos insisten, precisamente, en la transitoriedad de dicha medida, fruto de la "cacicada de Ciudadanos y PP para denigrar RTVE". Creen que es una solución de urgencia y que siempre han defendido la opción del concurso público, que para ellos es un objetivo "fundamental" e "imprescindible".