José Antonio Sánchez,  durante una comparecencia en la Comisión Mixta de Control Parlamentario de RTVE.

José Antonio Sánchez, durante una comparecencia en la Comisión Mixta de Control Parlamentario de RTVE.

Medios TELEVISIÓN PÚBLICA

El PSOE confirma los apoyos parlamentarios para nombrar presidente provisional en RTVE

El Partido Socialista ha confirmado este viernes que tiene la mayoría parlamentaria necesaria para aprobar el real decreto para nombrar un consejo de administración y un presidente provisional en RTVE, mientras se pone en marcha el concurso público para nombrar presidente definitivo, un proceso que sigue sin arrancar y que probablemente no se resuelva hasta antes de fin de año.

La portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra, ha confirmado este extremo en una entrevista en la propia RTVE, horas antes del que el Gobierno de Pedro Sánchez confirme en Consejo de Ministros un decretazo para sustituir al presidente de RTVE, José Antonio Sánchez, que cesa sus funciones este mismo viernes 22 de junio. Lo hará con el apoyo de Podemos y los grupos nacionalistas.

El PSOE justifica este decreto en la necesidad de dar gobierno a una RTVE que puede quedar a la deriva hasta que se cierre el proceso de sustitución formal que depende del Parlamento y que lleva paralizado ocho meses. El PP aprobó el concurso junto a Ciudadanos la semana pasada, pero con unas condiciones que le garantizan el poder de veto de los candidatos a la presidencia de RTVE y mayoría en el comité de expertos que lo elegirá.

Se evitará la presidencia rotatoria

PSOE y Podemos no han descartado bloquear este acuerdo, aunque todavía no han movido ficha. En este entendido, el Gobierno ha previsto una larga lucha en el Parlamento que probablemente no se resuelva hasta antes de fin de año, un tiempo en que los directivos nombrados en el PP seguirían en sus cargos y con el handicap de no tener presidente formal, sino que solo una presidencia mensual rotatoria entre los actuales miembros del consejo, buena parte con sus mandatos expirados.  

Para evitar esta situación de desgobierno, el PSOE aprobará un decreto para nombrar a un consejo de administración -y presidente interino- que lideren los destinos de la cadena hasta la llegada del nuevo equipo consensuado con el Parlamento. El decretazo debe ser confirmado por el Congreso, por lo que toda esta semana Adriana Lastra lleva negociando con el resto de grupos.

Unos apoyos que se han confirmado la tarde de ayer y que cuentan entre sus principales promotores a Podemos. El PSOE necesita 176 diputados y con Podemos suma 156, por lo que -a tenor de las palabras de Adriana Lastra- cuenta con el apoyo de los partidos nacionalistas que apoyaron la investidura de Pedro Sánchez. Ciudadanos ya ha adelantado que no aprobará el decreto.

Sin posibilidad de veto para el PP

Después de la convalidación parlamentaria del decreto que tendrá carácter urgente en el Parlamento, tocará elegir al Consejo de Administración provisional de la corporación RTVE que sustituirá a todos los actuales consejeros.

Se nombrará a los diez nuevos miembros con el viejo sistema consensuado entre los partidos, en principio con cuatro cupos para el PP, tres para PSOE , dos a Podemos y una a Ciudadanos, aunque no se descarta que los populares pierden algún sillón que iría a un grupo minoritario.

En este decreto el PSOE se asegurará que el PP no bloquee esta sustitución en el Senado donde tiene mayoría, entregando la última palabra el Congreso. Luego y en un plazo inferior a un mes -antes del verano- se debería nombrar al Presidente que según ha dicho el PSOE, deberá ser una figura profesional, técnica, gestora y de consenso entre los principales grupos políticos.

La primera labor de este nuevo presidente elegido previsiblemente por PSOE, Podemos y los grupos minoritarios deberá relevar a la brevedad la actual cúpula directiva de la cadena pública, acusada insistentemente de manipulación informativa por sus trabajadores. Este mismo viernes se realizará el noveno viernes negro, una protesta semanal en contra de la parálisis en la renovación de RTVE. Con ello, el PSOE evita que el PP haga oposición desde la cadena pública de televisión.