Usuarios de Netflix viendo la serie 'Narcos'.

Usuarios de Netflix viendo la serie 'Narcos'.

Medios TELEVISIÓN

Las razones por las que Netflix disparará sus usuarios tras unirse a Telefónica

Antes de que acabe el año los 3,9 millones de abonados de Movistar+ en España y los 8,6 millones en todo el mundo podrán incorporar Netflix a su oferta de televisión, algo que será posible por el acuerdo alcanzado entre las dos compañías hace unas semanas. Una integración por la que la estadounidense viene apostando en todo el mundo y que supone un paso más en la gestión de su relación con partners.

Como ya ha contado este periódico, la integración de las dos plataformas será de largo alcance, es decir, con un nivel de profundidad mediante el cual Netflix se mimetizará con la oferta de contenidos de Movistar+ en su propia interfaz sin que el usuario lo note. De esta manera, la factura de Netflix podrá cobrarse con la de Telefónica y la operadora podrá ofrecer los contenidos de Netflix en su oferta bajo demanda, en planes de móviles y como valor agregado de sus ofertas de Fusión.

Hasta el momento la integración de Netflix con otras plataformas -en España con Vodafone- se hacía solo mediante set-top box, es decir la OTT que se incluía en su decodificador de televisión, pero sin mezclar contenidos y siempre accediendo desde su propia aplicación. El giro que se aplicará con Telefónica -bundled in- incluido en su interfaz también se utilizará con Comcast en los próximos meses.

Movistar+ y Comcast

Para Movistar+ y Comcast las ventajas son evidentes: enriquecen sus respectivas ofertas de contenidos a un coste mucho más bajo que si compraran por separado los derechos de emisión de series de una calidad similar a las que emite Netflix. Además, el impacto en su imagen es brutal al unirse a una marca que lidera la producción audiovisual en todo el mundo.

Pero ¿qué gana Netflix? Además del pago por abonado que hará Movistar+, sus posibilidades de crecimiento son muy grandes. Las experiencias que se han dado en el mundo hasta el momento indican que el modelo de integración es mucho más efectivo que el set-top box en el crecimiento de abonados. De hecho, el nivel de aumento de clientes es mucho mayor para una plataforma de contenidos como Netflix, con integración que sin ella.

Esto encaja en la nueva estrategia de Netflix de unirse a todos los operadores posibles para multiplicar exponencialmente su masa crítica de abonados. En primer lugar, se aprovechan de la estrategia de captación de las propias operadoras, al tiempo que logran frenar la tasa de abandono.

Se frena la avalancha de bajas

Este último punto es vital para Netflix ya que es conocido que gran cantidad de usuarios y abonados no son fieles a la plataforma y que se dan de baja después de un par de meses o que incluso no llegar a pagar nada al abandonar la plataforma tras su primer mes de prueba.

En el caso de la integración con las operadoras, al estar en la factura de otra compañía, es más difícil darse de baja y al conocer todo el resto de ventajas de la integración tienen menos razones para estar descontentos con el precio pagado.

Netflix tiene 117,6 millones de suscriptores en todo el mundo. Logró este número récord tras sumar 8,3 millones de suscriptores en el último trimestre de 2017: 1,9 millones en Estados Unidos y 6,4 millones en el resto del mundo. En el caso de España, las estimaciones del sector a EL ESPAÑOL hablan de 2,2 millones de abonados, aunque la compañía no aporta datos por países.

Con estas cifras y sumando al potencial de crecimiento de Movistar con casi cuatro millones de abonados, Netflix puede estar en condiciones de convertirse en el mayor player audiovisual de España por número de abonados, superando a la propia Telefónica que hasta el momento lidera sobre Vodafone, que se situó en el primer trimestre del año con 1,36 millones de clientes.