Manuel Polanco, actual vicepresidente ejecutivo de Prisa.

Manuel Polanco, actual vicepresidente ejecutivo de Prisa.

Medios

Las claves del nuevo plan de incentivos de Prisa: 27 millones para 20 directivos

La Junta de Accionistas aprueba un nuevo complemento a las remuneraciones para los próximos tres años y por un importe máximo de 14 millones de acciones del grupo.

La Junta de Accionistas de Prisa celebrada este miércoles aprobó un nuevo plan de incentivos a mediano plazo para los ejercicios 2018 a 2020 por un valor máximo de 14 millones de acciones de la compañía y que beneficiará hasta a veinte altos directivos del grupo.

El proyecto remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMC) indica que entre estos veinte directivos se incluyen el consejero delegado, Manuel Mirat, altos directivos que sean miembros del comité de dirección de Prisa y otros directivos de Prisa y, en su caso, de sociedades dependientes.

Se sustituye el actual plan de incentivos y tiene como principal objetivo “alinear los intereses de sus beneficiarios con los de los accionistas de la sociedad”. El plan tiene un plazo de duración de tres años (2018, 2019 y 2010). Los incentivos se pagarán al final de este trienio.

Objetivos que se deben cumplir

Una parte del plan se pagará en base al incremento de la cotización de las acciones (actualmente en 1,92 euros) que será determinada en las condiciones generales todavía no establecidas. Una segunda parte se pagará dependiendo del grado de cumplimiento de objetivos de EBITDA y de cash flow (flujo de caja). No obstante, todavía no está definido qué porcentaje corresponderá a cada parte de los objetivos.

El plan contempla la entrega de un total de hasta 11.200.000 acciones (que representan aproximadamente un 2% del capital de la sociedad), que podrá incrementarse en un porcentaje de hasta un 25% en los supuestos de alcanzarse niveles superiores del 66% en el incremento del valor de las acciones y del 100% en el cumplimiento de los objetivos de EBITDA y flujo de caja.

En caso de que se cumplan estos requisitos, el número máximo de acciones a repartir serían 14 millones. Del total de estas acciones asignadas, un 20% corresponderán, como máximo al consejero delegado Manuel Mirat, esto es, hasta 2,8 millones (un 0,5% del capital social de la compañía). A precio de mercado y considerando el cierre de Prisa de este miércoles a 1,93 euros, el total de este plan se valora actualmente en 27 millones de euros.

Política de remuneraciones

En cuanto a la política de remuneraciones, la documentación enviada a la CNMC confirma que Manuel Polanco recibió 905.000 euros en concepto de indemnización por la finalización anticipada de su contrato como vicepresidente. El actual presidente no ejecutivo recibió 264.000 euros como retribución variable anual del ejercicio 2017.

Respecto de su remuneración de este 2018, se establece un fijo de 500.000 euros y el abono de 230.000 euros como parte de un pacto de no competencia que cobraría si dejara de ser presidente del consejo antes del 31 de diciembre de 2019 y no compitiera con el grupo Prisa durante un periodo de un año posterior a su cese.

En el caso de Manuel Mirat y en su condición de único consejero ejecutivo del consejo de administración, recibirá una remuneración fija anual de 500.000 euros. Podrá percibir además una remuneración variable de hasta 300.000 euros en caso de la consecución del 100% de los objetivos establecidos. Si se superan el 100% de cumplimiento esta remuneración puede crecer hasta los 390.000 euros.