Terremoto en la radio deportiva. Manu Carreño y El Larguero han registrado 828.000 oyentes en la primera oleada del EGM de 2018. El dato supone perder 121.000 seguidores con respecto a diciembre del año pasado y retroceder un 12,8%. Es además la cifra más baja desde la salida de José Ramón de la Morena y probablemente una de las peores de la última década para este programa.

Noticias relacionadas

Este dato es aún más preocupante ya que todos sus rivales de la medianoche deportiva ganan oyentes. El Partidazo de Juanma Castaño vuelve a levantar el vuelo y se queda con 566.000 fieles, cerca de su marca histórica. Este crecimiento de 56.000 oyentes y un 11% les acerca a la Cadena Ser y ya solo les separan 262.000 seguidores, la diferencia más baja de su historia.

José Ramón de la Morena y El Transistor también siguen ganando terreno y se quedan con 381.000 oyentes, 13.000 más y un 3,5% de crecimiento. Pese a que el comunicador está lejos de sus registros de la Ser, ha logrado el récord de esta franja para la emisora de Atresmedia.

La guerra de los fines de semana

En las batallas deportivas del fin de semana, sigue la lucha entre Cope y Cadena Ser. En esta oportunidad el ganador ha sido Tiempo de Juego, que ha logrado arrebatar los domingos a la emisora de Prisa. De esta manera, el programa de Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño llegó a los 1.706.000 seguidores, por los 1.636.000 de Carrusel Deportivo.

Los sábados el liderazgo sigue siendo para la Ser, que se queda con 1.530.000 oyentes por los 1.223.000 de Cope. En términos de media del fin de semana,. las distancias se acortan y Cope se queda con 1.465.000 frente a los 1.583.000 del Carrusel de Dani Garrido. En cualquier caso, la mejora de Cope ha sido importante ganando 113.000 seguidores el fin de semana y 286.000 los domingos.