Montoro en el Congreso de los Diputados.

Montoro en el Congreso de los Diputados. Efe

Medios INVESTIGACIÓN FISCAL

Montoro abre tres inspecciones a Discovery por el impuesto de sociedades

El grupo estadounidense emite en España a través de la cadena de TDT en abierto DMax y produce DKiss.

El Ministerio de Hacienda tiene en el punto de mira a Discovery, la major internacional de televisión probablemente con más peso en España. Según consta en las información remitida al Registro Mercantil, el dueño y productor de las cadenas de TDT en abierto DMax y DKiss sufrió una inspección fiscal durante el año 2016 y tiene otras en curso que afectan a dos de sus sociedades.

La cuentas del año 2016 -presentadas hace pocos días- y a las que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, indican que el ministerio dirigido por Cristóbal Montoro inició durante este ejercicio actuaciones de comprobación e inspección en relación con el Impuesto sobre Sociedades del ejercicio 2013 y 2014 y del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) de los mismos ejercicios en la sociedad dominante Discovery Networks S.L..

La compañía agrega que estas inspecciones concluyeron con actas firmadas en conformidad con un importe a pagar a Hacienda de 7.564,7 euros. Del mismo modo, durante este mismo ejercicio 2016 se iniciaron actuaciones de comprobación e inspección en relación con el impuesto de Sociedades de los ejercicios 2013 y 2014 de las compañías Discovery Communications Spain&Portugal S.L.U. y Discovery Spanish Ventures, S.L.

Unificación con las sociedades de Latinoamérica

Estas dos inspecciones se  realizan sobre dos sociedades que fueron disueltas en 2015 tras fusión y absorción que la matriz Discovery Netwoks realizó para simplificar su estructura accionarial. Estas dos compañías se encargaban de canalizar los negocios en España, pero tras la integración se unificaron con las sociedades que operan en Latinoamérica. Durante 2016, Discovery pagó 4,3 millones de euros en concepto de impuesto sobre beneficios y en 2015 abonó 921.000 euros al fisco.

Respecto del impacto de estos expedientes en sus cuentas y “ante las diferentes posibles interpretaciones de la legislación fiscal vigente”, Discovery indica que podrían surgir pasivos adicionales como resultado de una inspección. En todo caso, los administradores consideran que dichos pasivos, en caso de producirse, "no afectarían significativamente a las cuentas anuales consolidadas”.

En 2015, Discovery unificó en una sola sociedad la mayoría de sus negocios en España y Latinoamérica, una compañía con sede fiscal en España. Desde ese momento Discovery Networks comercializa además de canales de televisión en España y Portugal, 17 señales de pago en 49 territorios de Latinoamérica, marcas como Discovery Channel, Animal Planet, Discovery KIds, Discovery Home & Health, Discovery Turbo, Discovery Civilization o Discovery Science.

Facturación de 336 millones

Esta sociedad facturó 336,1 millones de euros en 2016, un importante crecimiento respecto de los 197,9 millones que ingresaron en 2015. El grupo explica que el 38,5% de la cifra total de negocios corresponde a actividades de venta de publicidad a través de los canales de televisión, y el 61,5% corresponde a los ingresos obtenidos por la distribución de los canales a través de plataformas de pago a sus suscriptores.

La compañía indica que el 9,3% de esta facturación corresponde a España, lo que elevaría los ingresos en nuestro país a los 31,2 millones de euros. España es el tercer mercado de Discovery, aunque a mucha distancia de Brasil, que ingresa 102,8 millones, y México, que se queda con 70,8 millones.

Según consta en sus cuentas de 2016, Discovery Networks S.L registró aprovisionamientos por 250 millones de euros y gastos de personal de 6,7 millones. En el caso de los ingresos y los gastos, éstos se han multiplicado desde que se han incluido nuevas sociedades en la matriz. De hecho, los gastos de explotación se han duplicado hasta los 116 millones.

Beneficio de 5,6 millones

El resultado operativo del ejercicio (Ebitda) fue negativo en 9,4 millones de euros, aunque se logró equilibrar con diferencias del tipo de cambio por valor de 18,2 millones de euros. Finalmente, el resultado antes de impuestos después de deducir gastos de explotación y otros conceptos fue de 9,9 millones de euros y los beneficios finales, de 5,6 millones, por encima de las pérdidas de 4,1 millones del año anterior.

Unos resultados que contrastan con su situación patrimonial, que les llevó a enfrentar el riesgo de disolución. Las pérdidas de 2015 supusieron un descenso significativo del patrimonio neto que quedó por debajo de la mitad del capital social, a causa de las pérdidas acumuladas. Una situación que fue resuelta con una ampliación de capital de un millón de euros.

Fondo de maniobra negativo

Del mismo modo, al 31 de diciembre de 2016 la compañía presentaba un fondo de maniobra negativo de 61,8 millones que se explica por el importe pendiente de pago a empresas del grupo Discovery. “Se considera que la exigibilidad de estas deudas a corto plazo dependerá de las necesidades de financiación que el grupo en España tenga en un futuro y teniendo en cuenta el nivel de beneficios y cash flow generado”, indica la compañía en sus cuentas.

Durante el 2016 se ha firmado un anexo al contrato de precios de transferencia con Discovery Communications Europe Limited -radicada en Reino Unido- en virtud del cual se compensarán las posibles pérdidas obtenidas como consecuencia de las retenciones fiscales soportadas en el extranjero de cara a mantener el equilibrio patrimonial del grupo.