Concha Iglesias, Socia responsable del sector de medios de comunicación y entretenimiento y del sector de tecnología de Deloitte en España; Luis Enríquez, consejero delegado de Vocento y Paul Lee, socio de Deloitte UK & Head of Global TMT Reaserch.

Concha Iglesias, Socia responsable del sector de medios de comunicación y entretenimiento y del sector de tecnología de Deloitte en España; Luis Enríquez, consejero delegado de Vocento y Paul Lee, socio de Deloitte UK & Head of Global TMT Reaserch. DELOITTE

Medios PREDICCIONES TMT 2018

La prensa digital llegará a los 20 millones de suscripciones en 2018

Un informe de Deloitte indica que los 'millennials' están más predispuestos a pagar por contenidos y por suscribirse a los diarios digitales de calidad.

Las suscripciones digitales serán una de las fuentes de ingresos de mayor crecimiento para la prensa en el mediano plazo. Así lo cree el informe Predicciones TMT 2018 que analiza el futuro y las perspectivas de las telecomunicaciones, la tecnología y los medios. El informe publicado este lunes por Deloitte simultáneamente en todo el mundo, cifra en 20 millones el número de suscripciones que alcanzarán los diarios al finalizar este año.

Este dato coincide con el informe Claves y predicciones para el periodismo, los medios y la tecnología 2018 publicado hace una semana por el Reuters Institute for the Study of Journalism y que reflejó que casi la mitad de los editores (44%) ven las suscripciones como una fuente muy importante de ingresos digitales en 2018, más que la publicidad digital (38%) y el contenido de marca y patrocinado (39%).

De hecho, para Deloitte las suscripciones serán una de las protagonistas del desarrollo del sector de telecomunicaciones y medios durante este año. La consultora prevé que en 2018 lleguen a los 580 millones en todo el mundo, con 350 millones de suscriptores y un crecimiento aproximado del 20% cada año.

Se equiparan la publicidad y las suscripciones

De esta cifra, 375 millones serán suscripciones de vídeo bajo demanda, 150 millones de música y 35 millones de vídeo. El informe anticipa que cada suscriptor pasará de tener una media de dos suscripciones anuales en 2018 hasta las cuatro suscripciones online en 2020, un crecimiento del 50%.

En cuanto a las suscripciones en prensa Deloitte indica que, a pesar de que son el menor porcentaje del universo de abonados, serán las que tendrán el mayor coste y por tanto, generarán mayores ingresos por abonado. “Decenas de dólares al mes”, según indica el estudio, por los menos de diez dólares que cuesta suscribirse a plataformas de televisión o de música.

“Esperamos que los proveedores de noticias se centren cada vez más en generar ingresos de las suscripciones, generalmente como un complemento a la publicidad. Considerando que en 2012 algunos diarios facturaban por suscripciones el 10% de sus ingresos frente al 90% de publicidad, creemos que la proporción puede ser del 50:50 en 2020”, indica el informe. Otros estudios indican que el número de personas dispuestas a pagar por noticias pasó del 9% en 2009 hasta el 16% en 2017.

Los 'millennials' se acercan a la prensa

Deloitte también predice un crecimiento entre jóvenes y millennials que están dispuestos a pagar por contenidos informativos, gracias a una creciente predisposición a leer prensa de calidad. En 2017 y dentro de Estados Unidos, los jóvenes de entre 18 y 34 años mostraron más voluntad a suscribirse. Del mismo modo, The New York Times y Washington Post han notado un aumento de los suscriptores en esta misma franja de edad.

El informe de Deloitte también detecta una creciente adaptación de las publicaciones, que adecuan su oferta para aumentar sus suscriptores. Se advierte que muchas cabeceras flexibilizan su muro de pago cuando tienen una noticia de impacto, para que nuevos lectores lleguen a sus contenidos y conozcan el producto. Se ha comprobado, que tras volver a instalar el muro de pago, se suman nuevos suscriptores que han conectado con sus contenidos.

El creciente interés por las suscripciones se une a un mayor recelo hacia los anuncios. El informe predice que el 10% de los norteamericanos de más de 18 años aplicará cuatro o más tipos de bloqueo simultáneo de la publicidad (ad blocking) en 2018. Este perfil, el adlergic (alérgico a la publicidad), no solo bloquea la publicidad en sus ordenadores y dispositivos móviles, sino que también evita anuncios gracias a las televisiones inteligentes, los grabadores de vídeo digital y el streaming de vídeo a la carta.

La realidad española

¿Y en España?  La presentación de informe contó con la participación del consejero delegado de Vocento Luis Enríquez, quien advirtió que todos los medios que estén exclusivamente financiados por publicidad lo van a pasar mal en el corto plazo.

Según Enríquez, estos medios tendrán que invertir mucho más dinero en conocer a sus usuarios, debido a las mayores demandas de los anunciantes;al mismo tiempo que competirán con gigantes como Facebook, Google o Amazon, que tienen muchos más recursos para realizar esta misma tarea.

El editor del diario ABC volvió a recordar que, en un entorno en el que los diarios vuelcan todo su contenido de manera gratuita en redes sociales y buscadores, una de las claves es preservar la marca de los medios y la calidad de sus informaciones. En este sentido se mostró más optimista que en otras ocasiones, destacando que los anunciantes están buscando entornos seguros para promocionarse ante la marea de contenidos poco fiables en la red.

El móvil como eje de los contenidos

El informe Deloitte también resaltó que la clave del desarrollo de las telecomunicaciones, medios y entretenimiento pilotará en torno a los smartphones. En este sentido, la penetración de los teléfonos inteligentes en países desarrollados superará el 90% a finales de 2023, lo que supone un incremento de cinco puntos respecto de 2018, convirtiéndole en "el principal acceso a servicios y contenidos digitales".

Deloitte prevé que en los próximos cinco años el mercado siga aumentando en términos de uso, unidades (+19% respecto a 2018), valor total (habrá más de 180 millones de unidades que superarán los 1.000 dólares) y precio medio de venta (+8% respecto a 2017).