Javier Moll, durante la presentación del Libro Blanco de la Información este jueves.

Javier Moll, durante la presentación del Libro Blanco de la Información este jueves.

Medios PRENSA

Los diarios tradicionales reducirán su facturación un 4% en 2017

Los asociados de la AMI -entre los que se encuentra 'El País', 'El Mundo' y 'ABC'- volvieron a los beneficios en 2016, pero aupados por la venta de inmuebles.

La prensa tradicional cerrará 2017 con unos ingresos de explotación de 1.346 millones de euros, según las estimaciones del Libro Blanco de la Información presentado este jueves en el marco de la conferencia anual de la Asociación de Medios de Información (AMI), la histórica patronal de diarios en papel AEDE que hace un año se reconvirtió para permitir la entrada de medios digitales.   

Estos ingresos representan una caída del 4% respecto del cierre del año 2016 y refleja que el sector todavía no logra remontar la crisis que ha vivido durante la última década. La estimaciones del informe basadas en el Observatorio de Prensa Diaria realizado por la AMI indica que la reducción se ha manifestado por igual en venta de ejemplares y publicidad.

Los diarios de la AMI -más de 80 asociados entre los que se encuentran cabeceras como El País, El Mundo, ABC y La Razón- facturaron 673,4 millones de euros en 2017, un 6% menos en comparación al año 2016. La venta de publicidad llegó a los 604 millones de euros, un 2% de caída. Este dato incluye la facturación de las versiones digitales y las impresas.

El 26% de los ingresos publicitarios son digitales 

Los datos del propio Libro Blanco indican que durante 2015 y 2016 solo el 26% de los ingresos por publicidad de los diarios eran digitales. Como ha contado EL ESPAÑOL durante este año se ha mantenido la caída de los ingresos del papel por publicidad y el crecimiento digital fue más discreto que en años anteriores, lo que impidió evitar la caída general de esta facturación.

Este retroceso en la facturación se compensó parcialmente con la reducción de los gastos operativos hasta los 1.307 millones de euros, un 4% menos. Los consumos y aprovisionamientos llegaron a los 329,6 millones, un 4% de caída, mientras que los gastos de personal de todo el sector se redujeron un 3% hasta los 361,4 millones. Estos números se producen en medio de la reducción de costes que buena parte de los diarios han realizado durante el año, aunque sin llegar a emprender despidos masivos.

Con todo, el resultado operativo fue de 39 millones de euros al sumar los beneficios -y las pérdidas- de los 80 asociados de la AMI. Esto se compara negativamente los 40,9 millones de euros que se ganaron el año 2016, un 5% menos.

Beneficios de 14,5 millones en 2016

El Libro Blanco de la Información también presentó las cifras consolidadas del año 2016 donde se refleja que el conjunto de diarios tradicionales ha vuelto a los beneficios con 14,5 millones de euros. Las 80 cabeceras de la asociación han logrado revertir las pérdidas de 19,9 millones de 2015.

La clave en estos resultados ha estado en la venta de inmuebles de algunos diarios como ABC. Las cuentas incluyen 21 millones de euros de deterioro y enajenaciones de inmovilizado que dispararon el resultado de explotación hasta los 61,4 millones de euros. En 2015 este indicador fue negativo en 1,7 millones de euros.

Estas mismas cuentas reflejan que los ingresos de explotación de 2016 fueron de 1.401 millones de euros, un 4% menos, con una venta de ejemplares cayendo un 4% y una venta de publicidad -papel y digital- del 5%.

Javier Moll prevé que lo peor de la crisis ya pasó

Durante la jornada el presidente de la AMI Javier Moll resaltó la buena salud del sector y se mostró optimista respecto de algunos indicadores. El también presidente de Prensa Ibérica destacó la vuelta a los beneficios del sector en 2017 y las perspectivas de que en 2018 la inversión publicitaria vuelva a crecer, que los lectores mejorarán, que se frenará la caída de la venta de ejemplares y que la publicidad digital volverá a crecer "considerablemente".

En su intervención Javier Moll hizo un llamado a la unidad del sector en el marco de la primera conferencia bajo la nueva denominación AMI. Hace un año la entidad aprobó unos nuevos estatutos que permiten la entrada a la asociación a todos los medios de información.

Nuevos miembros de la AMI

“Se trata de poner en común lo que nos une y conseguir consenso y unidad de acción para trasladar sus preocupaciones y discurso público”. Los editores de prensa tradicional creen que sumando más medios se pueden resolver los problemas. 

EL ESPAÑOL ha podido confirmar que varios medios se han interesado en sumarse a la AMI, y que si la asamblea de la tarde del jueves lo aprueba, se incorporarán los primeros nuevos miembros de pleno derecho a la asociación.