Medios INDUSTRIA AUDIOVISUAL

Disney recorta plantilla en España en pleno parón de la publicidad en televisión

La compañía ejecuta una veintena de salidas en servicios centrales de la matriz The Walt Disney Company Iberia.

Disney ha completado una reestructuración de su plantilla en España que se ha saldado con una veintena de salidas en diferentes departamentos de la matriz The Walt Disney Company Iberia. Al cierre de de 2016 la compañía declaraba 248 empleados, por lo que el ajuste representaría un recorte de un 10% de su equipo. EL ESPAÑOL ha contactado con Disney que se ha negado a dar su versión.

El ajuste se ha producido en la compañía destinada a la gestión de contenidos y no a la red de tiendas, que hasta el momento era la que había realizado recortes en su plantilla tras varios años de pérdidas acumuladas. Societariamente, Disney funciona en España a través de The Walt Disney Company, que distribuye los productos audiovisuales del grupo como películas y canales de televisión; y The Disney Store, que gestiona la red de tiendas.

El peso de la compañía en España lo lleva la división de contenidos, con una facturación superior a los 200 millones de euros, frente a los 40 millones que ingresan las tiendas. Entre 2012 y 2014, la caída del consumo ocasionó pérdidas de casi ocho millones que obligaron a esta última filial a adoptar medidas drásticas. Su cadena, compuesta por 19 establecimientos en 2014, echó el cierre a siete tiendas y salieron de la casa más de un centenar de empleados.

Indemnizaciones de 1,7 millones de euros

Y ahora los ajustes alcanzan a The Walt Disney Company Iberia. Las fuentes consultadas indican que estos recortes de cerca del 10% de la plantilla, están relacionados con el parón de la publicidad en televisión en España (Disney emite en TDT en abierto el canal Disney Channel) que ha obligado a la compañía a reforzar sus canales de pago y la venta de contenidos.

The Walt Disney Company Iberia declaró ingresos por valor de 209,1 millones de euros al cierre de 2016, un leve crecimiento respecto de los 196,5 millones de del año anterior. Pese a ello, sus beneficios en España se redujeron hasta los 10,9 millones, casi la mitad de los 19,2 millones registrados en 2015. En su cuentas remitidas al Registro Mercantil, la compañía indica que este impacto se ha producido por el aumento de las amortizaciones.

En estas mismas cuentas la compañía declara que durante 2016 aumentó su plantilla en ocho personas (hasta los 248) y que la partida de sueldos y salarios incluye  indemnizaciones por despido por 1,7 millones de euros, frente a los 1,1 millones que se destinaron a este mismo concepto en 2015. En total, la compañía se deja 23,4 millones en gastos de personal.

Se resiente la facturación del canal en abierto

Pese a que gran parte de estos ingresos se deben a la facturación por la distribución de sus películas, durante este 2017 se ha resentido la facturación de la publicidad de su canal en abierto. Desde hace una década Disney Channel se emite en abierto después de que la compañía adquiriese el 25% de Net TV, sociedad creada por Vocento para la gestión de sus canales de TDT adjudicados en concurso público.

Entre enero y septiembre de este año, el editor del periódico ABC declara que su negocio de TDT -que además incluye la emisión de Paramount Channel- redujo su facturación un 5,1% hasta los 19,8 millones de euros. Los datos de Infoadex de este mismo periodo indican que el sector de la televisión en abierto facturó por publicidad 1.372 millones de euros, un leve crecimiento del 0,6%, insuficiente para las pequeñas cadenas de televisión.

En 2015, el último año que se hicieron públicos datos oficiales de facturación de Disney Channel en abierto, la cadena ingresó 26,3 millones de euros, convirtiéndose en la cadena de TDT que más facturaba fuera del paraguas de Mediaset y Atresmedia.

Apuesta por la venta de contenidos

Sin embargo, las fuentes consultadas indican que esta cifra se ha reducido en los últimos dos años tras la llegada de seis nuevas cadenas de TDT en abril de 2016, una situación que ha fragmentado el mercado publicitario y ha perjudicado a cadenas como Disney, que comercializa su publicidad en solitario. En este periodo el canal ha perdido dos décimas de audiencia hasta el 1,2% de share.

Esto ha obligado a Disney a buscar cambios en su modelo de comercialización reforzando la venta de contenidos. Un paso fundamental en este sentido se anunció la semana pasada con el acuerdo con Movistar para la creación del canal Movistar Disney, un contenedor de películas premium exclusivo de la plataforma de Telefónica.

En la rueda de prensa de presentación, Simon Amselem, consejero delegado de The Walt Disney Company para España, dejó claro que ellos eran solo proveedores de contenidos y que, por tanto, no tenían injerencia en la puesta en marcha de la señal. Adicionalmente, Disney mantiene otros dos canales en Movistar y en plataformas de pago, los que sí realiza con sus propios medios: Disney Junior, Disney XD.