El duopolio publicitario de Mediaset y Atresmedia ha crecido en los primeros nueve meses del año, a pesar de las quejas de las pequeñas cadenas de TDT y de las autonómicas agrupadas en la Forta que desde comienzos de 2017 vienen pidiendo un reparto más equitativo de los ingresos por publicidad y la intervención de la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC).

Noticias relacionadas

Cerrados los primeros nueve meses de este año, la audiencia de Atresmedia y Mediaset ha caído muy por encima de sus ingresos publicitarios, lo que se ha traducido en que pese a ser las únicas cadenas que pierden espectadores, hayan reforzado su posición de dominio en el mercado publicitario.

Así se refleja en los datos de power ratio, indicador publicitario que mide los ingresos de una empresa de medios de comunicación en comparación con el porcentaje de audiencia que posee. Las cifras calculadas por EL ESPAÑOL en base a los ingresos de las televisiones facilitados por Infoadex y sus cifras de audiencias entregadas por Kantar Media, indican que Mediaset y Atresmedia han aumentado en una décima cada uno su power ratio.

Caen las audiencias y mejora el 'power ratio'

En términos publicitarios se podría interpretar que estas cadenas tienen una gestión más eficaz de su publicidad, aunque desde el punto de la vista de la competencia queda claro que el duopolio televisivo se ha acentuado, pese a que estas cadenas han reducido sus audiencias y sus competidores las han aumentado.

En el caso de Mediaset, la dueña de Telecinco y Cuatro ha facturado 918,15 millones de euros en 2016 con un 30,2% de audiencia. Esto se traduce en un power ratio de 1,49. Entre enero y septiembre de este año Mediaset redujo sus audiencias hasta el 29,1%, más de un punto menos y su publicidad se redujo un 0,2% hasta los 662 millones de euros. Pese a ello, y gracias a que la publicidad ha caído menos que las audiencias, su power ratio ha mejorado en una décima hasta el 1,56.

Atresmedia ha vivido una situación similar. En 2016 registró una audiencia de 27,1% en todos sus canales con unos ingresos de 893 millones de euros, lo que se tradujo en un power ratio de 1,62. En los nueve primeros meses de este año su audiencia ha caído hasta un 26,4% de cuota de pantalla, siete décimas menos y sus ingresos llegaron a los 639,5 millones, un 0,9% menos. Pese a estas cifras su power ratio creció hasta el 1,72.

Las pequeñas ganan audiencias, pero no publicidad

Todas las compañías aspiran a tener un power ratio igual o superior a uno. En caso contrario, la empresa estaría facturando menos dinero de lo que le correspondería dado su nivel de audiencia. Una regla que, sin embargo, no se cumple en las cadenas de televisión autonómicas ni en las pequeñas TDT fuera del duopolio.

Las cadenas agrupadas en la Forta registraron 7,2 puntos de share en 2016 facturando 126,9 millones de euros, lo que se traduce en un power ratio de 0,86. En los primero nueve meses de este año las audiencias han crecido medio punto hasta el 7,7% de cuota de pantalla, pero sus ingresos han caído hasta los 80,6 millones, un 9,9% menos. Esto ha generado un power ratio de 0,72, incluso más bajo que hace un año.

La situación de las pequeñas cadenas de TDT es similar. Las televisiones que no están bajo el paraguas de Mediaset o Atresmedia y que, precisamente, han levantado la voz contra el duopolio registraron un 8,6% de audiencias en 2016, con 100 millones de ingresos de publicidad, arrojando un power ratio de 0,57. Entre enero y septiembre de este año este indicador se mantiene igual, pese a que han aumentado sus audiencias hasta el 9,5% de cuota de pantalla y han mejorado sus ingresos un 23% hasta los 66,2 millones.

Desequilibrio del mercado publicitario

Estos datos demuestran claramente que el desequilibrio del mercado publicitario se acentúa pese a las críticas. La CNMC ha indicado en varias ocasiones su "preocupación" por la situación de duopolio, aunque se niegan a actuar de oficio. Del lado de las cadenas, la Forta valoró demandar a Atresmedia y Mediaset ante la CNMV por abuso de posición dominante, pero todavía no mueven ficha.

El resto de cadenas agrupadas en la Asociación Española de Televisiones Privadas Digitales Terrestres (13TV, DKiss, Vocento, Real Madrid TV y Unidad Editorial) negocian con Atresmedia y Mediaset la manera de poder responder a sus demandas de mayor equilibrio en los ingresos publicitarios, aunque tampoco llegan todavía a ningún acuerdo.