Uteca celebra este martes su jornada anual sin resolver sus problemas internos y con la casa revuelta tras el plante de las pequeñas cadenas de TDT que, desde comienzos de año, piden un reparto más equitativo de la tarta publicitaria.

Noticias relacionadas

Las fuentes consultadas por EL ESPAÑOL indican que el encuentro, al que asistirán los miembros de la Asociación Española de Televisiones Privadas Digitales Terrestres (13TV, DKiss, Vocento, Real Madrid TV y Unidad Editorial) será desarrollará en medio de un clima frío por la falta de respuesta de Atresmedia y Mediaset a sus demandas.

En marzo se constituyó esta asociación para defender intereses que, a su juicio, no estaban representados en el seno de Uteca, patronal a la que 13TV, Dkiss y Real Madrid se había incorporado meses antes.

Guerra soterrada entre las televisiones 

Estas demandas pasaban fundamentalmente por exigir un reparto más equitativo de la tarta publicitaria, lo que choca directamente con los intereses del duopolio televisivo que se queda con el 85% de la publicidad con poco más del 50% de la audiencia.

Entre las propuestas que han planteado se encuentra bajar los bloques de publicidad de seis minutos -en vez de doce- para evitar la saturación; controlar la gestión de las agencias de medios y de los grandes anunciantes en Atresmedia y Mediaset; e incluso piden devolver la publicidad a Televisión Española.

El duopolio ha contestado que se fían del funcionamiento natural del mercado y que no creen en intervencionismos, con lo que se ha abierto una guerra en el seno de las televisiones privadas que se ha mantenido de manera soterrada durante todo el año.

Alberto Ruiz-Gallardón, el mediador

En mayo, la asociación fichó a Alberto Ruiz-Gallardón como asesor para defender sus intereses y explorar vías de negociación. Desde septiembre la función de Gallardón ha sido buscar puntos en común con los dos gigantes televisivos para intentar llegar a un acuerdo amistoso. Un proceso que se ha impuesto a la idea inicial de las pequeñas TDT de ser más beligerantes, emprender acciones legales e incluso denunciar al duopolio ante la CNMC.

Gallardón ha trasladado una serie de propuestas con un grado menor de intervencionismo que las planteadas antes de junio a Atresmedia y Mediaset. En estos tres meses se valora actitud conciliadora de Uteca, en especial de su presidente Alejandro Echevarría, pero se echa en falta una respuesta concreta que sigue sin llegar.

Formalmente las dos cadenas se comprometieron a estudiar y dar una solución al conflicto, pero un mes después de que se les presentase el proyecto siguen sin dar una respuesta. En esta línea, las fuentes consultadas no creen que este martes se hagan públicas novedades, aunque no descartan que se produzcan encuentros informales para seguir avanzando en los acuerdos.

Descontento de las pequeñas TDT

Lo que sí está claro es que las pequeñas TDT no están conformes con la marcha de las negociaciones y la falta de respuesta de Atresmedia y Mediaset. De no llegar a un acuerdo, no se descarta volver a la línea más dura. Incluso ya tienen en agenda una serie de reuniones con actores del sector para reactivar sus demandas.

Y es que, según advierten, la situación ha empeorado desde marzo, ya que proporcionalmente los dos gigantes audiovisuales aumentan su publicidad a pesar de reducir sus audiencias, en especial en el último trimestre. 

Reunión austera en las jornadas de Uteca 

Precisamente para evitar tensiones, Uteca ha optado por un formato sin discursos institucionales y, por primera vez en varios años, han preferido no realizar la tradicional comida de unidad entre todos los dueños de televisiones y las autoridades de Gobierno. Esta jornada se produce 16 meses después del último encuentro realizado en mayo de 2016, un parón generado por esta lucha interna en el seno de la asociación.

Por tanto, la jornada titulada 2020 y más allá se centrará en mesas técnicas sobre audiencias, los retos de la TDT y la utilidad de la televisión en abierto  Solo intervendrán el director general de Uteca Andrés Armas, la vicepresidenta de Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría y el presidente de la patronal Alejandro Echevarría.

En sus discursos los dos directivos reflejarán viejas demandas como la protección de la televisión en abierto a propósito de la nueva directiva audiovisual europea; y el segundo dividendo digital, cuya hoja de ruta sigue sin definir el Gobierno. También volverán a insistir en los problemas que traería para el sector la vuelta de la publicidad a RTVE.