Juan Luis Cebrián, durante la junta de accionistas de Prisa de 2017

Juan Luis Cebrián, durante la junta de accionistas de Prisa de 2017

Medios PRENSA

Prisa cae hasta un 10% en Bolsa por las dudas sobre su ampliación de capital

La compañía anunció este lunes que solo el 48% de sus accionistas han comprometido su apoyo a la ampliación de capital de 450 millones anunciada el pasado viernes.

F. Cano

Las aguas siguen revueltas en Prisa, una situación que ha intranquilizado al mercado. Este lunes el editor de El País enviaba un hecho relevante a la CNMV indicando que el 48,4% del capital se había comprometido a suscribir la ampliación de capital de 450 millones anunciada el viernes y que deberá ser aprobada en junta extraordinaria de accionistas el 15 de noviembre.

En la nota remitida a la CNMV, el grupo indicaba además que seguía trabajando para lograr un mayor apoyo por parte de sus actuales accionistas y que había recibido ofertas de "varios bancos" interesados en apoyar esta operación.

Caen hasta un 10% en una jornada

Este comunicado no hace más que confirmar que la guerra entre los accionistas de la compañía continúa y que podría llevar a fracasar la ampliación de capital, condición indispensable para que la compañía pueda hacer frente a sus obligaciones financieras de más de 1.500 millones de euros. 

El mercado ha interpretado que esta ecuación no está resuelta y por ello ha castigado en Bolsa a Prisa que a media jornada caída hasta un 10%. Al cerrar la jornada el grupo cerró con un desplome del 8,17% en los 3,16 euros, recuperando parte de lo perdido durante el día.

En una semana Prisa ha perdido un 6% de su valor bursátil y en lo que va de año se ha dejado más de un 40%. Todo ello al calor de las guerras al interior del grupo.

La última batalla ha sido la renuncia de Javier Monzón a presidir Prisa. El candidato del Banco Santander y Telefónica decidía dar un paso al costado poniendo en riesgo la ampliación de capital a la que estas empresas se habían comprometido, pero solo si se elegía a Monzón.