Foto de la celebración del 30 aniversario del diario Expansión en una imagen del archivo.

Foto de la celebración del 30 aniversario del diario Expansión en una imagen del archivo. Casa Real

Medios PERIÓDICOS

Prensa económica en crisis: Expansión y Cinco Días suman siete años en pérdidas

El diario de Unidad Editorial se dejó 2,3 millones de euros y la cabecera del grupo Prisa triplicó sus pérdidas.

Noticias relacionadas

La prensa económica no logra levantar cabeza después de una década de crisis. Las cuentas de Expansión y Cinco Días, enviadas al Registro Mercantil y a las que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, reflejan que durante el año 2016 los dos principales diarios financieros mantienen sus pérdidas.

Unidad Editorial Información Económica (Expansión) perdió 2,3 millones de euros durante el último año completo, frente a las pérdidas de 8,7 millones de 2015. Del mismo modo, Estructura Grupo de Estudios Económicos (Cinco Días) se ha dejado 106.000 euros, triplicando sus pérdidas del año anterior.

En Expansión los ingresos de 2016 llegaron a los 24,2 millones de euros frente a los 24,6 millones del año anterior, por lo que la reducción de las pérdidas se explica por los ajustes de costes y especial a los recortes de gastos de personal. Unidad Editorial puso en marcha un ERE a mediados de 2016 que costó 841.000 euros en indemnizaciones.

Gastos de 'Expansión' y 'Cinco Días'

En 2016 los gastos de personal del diario llegaron a los 5,9 millones, un 35% menos que los 9,1 millones que se destinaron en 2015. Los gastos operativos se situaron en 9,6 millones de euros, 300.000 euros menos.

En Cinco Días los ingresos se redujeron desde los 11,4 millones hasta los 10 millones. Una debilidad del negocio que ha sido compensada por la reducción de 250.00 euros en los gastos de personal (hasta los 3,1 millones) y 700.000 euros menos en los cinco millones de gastos de explotación.  

Estos desequilibrios reflejan que los dos diarios financieros de España han sido de las cabeceras más afectadas por la crisis económica que comenzó hace una década. Informar sobre economía no ha sido rentable para estos dos diarios que ha acumulado importantes pérdidas desde 2009, cuando la crisis ha comenzado a sentirse en la prensa española.

Siete años en pérdidas

En el caso de Expansión, acumula pérdidas de 54,1 millones con beneficios de 150.000 euros solo en el año 2009. Las pérdidas acumuladas de Cinco Días son de 3,6 millones de euros, solo con beneficios (de 88.000 euros) el año 2013. Siete años de pérdidas para las dos cabeceras.

Desequilibrios que han ido de la mano de una paulatina caída de sus ingresos de explotación. En el caso de Expansión han pasado de 34,5 millones en 2009 hasta los 24,2 millones en 2016. En Cinco Días la facturación ha pasado desde los 14,7 millones hasta los 10 millones en este mismo periodo.

Este deterioro del negocio ha repercutido en los balances de los dos diarios económicos. En sus cuentas de 2016 tanto, Expansión como Cinco Días muestran una evidente debilidad y desequilibrios que les llevan a estar en causa de disolución. De hecho, la elevada dependencia de sus sociedades matrices -Unidad Editorial y Prisa- es lo único que les permite seguir obteniendo liquidez.

Fondos propios negativos

En el caso de Expansión, reconoce que mantiene fondos propios negativos por importe de 375.000 euros “como consecuencia de las pérdidas incurridas en el ejercicio 2016”. La sociedad ha salvado la disolución (patrimonio neto por debajo de la mitad de su capital social) gracias al préstamo de Unidad Editorial de un millón de euros.

Del mismo modo, a 31 de diciembre de 2016 su fondo de maniobra es negativo en 39 millones de euros, lo que deja la continuidad del diario en manos de Unidad Editorial y su apoyo financiero. Expansión destaca en sus cuentas que su editor en España y RCS, la matriz en Italia, han manifestado su intención de apoyar el diario con los recursos que fuesen necesarios.

Para solventar los fondos propios negativos generados en 2015, durante el ejercicio 2016 Unidad Editorial aprobó un salvavidas de nueve millones de euros, a los que se sumó otro millón de euros para compensar el fondo negativo generado en 2016.

Cinco Días "sin solución"

En Cinco Días la situación es más compleja. Al cierre del 2016, el patrimonio neto de la sociedad se encuentra por debajo de la mitad de su capital social, por lo que se encuentra en causa de disolución. Del mismo modo, el pasivo corriente es superior al activo corriente. Para restablecer esta situación se convocará una junta general en los próximos dos meses para decidir las acciones a seguir, aunque con toda probabilidad Prisa aporte recursos a la compañía.

En esta línea Cinco Días advierte que ”no existen dudas sobre la continuidad de la actividad de la sociedad, pues cuenta con el apoyo financiero de su accionista único (Prisa) para restablecer la situación de equilibrio patrimonial y hacer frente a sus obligaciones de pago dentro de los plazos de vencimiento previstos”.