La incertidumbre política y las políticas de vivienda aprobadas por el Ayuntamiento de Ada Colau empiezan a pasar factura al mercado inmobiliario en Barcelona. Así se refleja en los precios de la venta de viviendas de segunda mano que, en 2019, han caído un 2,5% hasta los 2.693 euros por metro cuadrado. 

Noticias relacionadas

El descenso que refleja el indicador de precios de Idealista contrasta con la evolución que han tenido otras grandes capitales como Madrid, en donde la vivienda se apreció un 1,3%; Zaragoza con un 3,1%; Bilbao con un 2,5%; Málaga, en donde subió un 3,6% o Palma en donde las subidas fueron del 4,5%. 

En cualquier caso, esos 2.693 euros por metro cuadrado mantienen a Barcelona como la cuarta capital de provincia más cara, por detrás de Baleares (3.060 euros el metro cuadrado); Guipúzcoa (2.969) y Madrid con 2.805 euros. 

Si se analiza la evolución global de los precios en España, el análisis de Idealista muestra cómo los precios de la vivienda han subido un 4,6% hasta los 1.763 euros el metro cuadrado. Sólo en el último trimestre el aumento fue del 1,6%

Para el jefe de estudios de Idealista, Fernando Encinar, los datos muestran que "las fuertes subidas en el precio de la vivienda usada parecen haber quedado atrás. Sin embargo, no parece probable que estemos ante un nuevo ciclo bajista, al menos de forma global". 

Es cierto que hay cinco autonomías que han visto bajar el precio de sus viviendas durante el 2019. Es el caso de Extremadura, en donde los propietarios piden un 1,3% menos por sus viviendas que hace un año, seguida por Galicia (-1,2%), Asturias y Castilla-La Mancha (-1,1% en ambos casos) y Castilla y León (-0,22%). En Cantabria los precios apenas se han movido. 

En el resto de Comunidades las viviendas han visto revalorizarse las viviendas. Las mayores subidas se han registrado en Andalucía (8,8%); Baleares (6,6%); Canarias (5,2%) y Murcia (4,9%).