Rebaja de las previsiones de crecimiento.

Rebaja de las previsiones de crecimiento.

Macroeconomía ECONOMÍA

BBVA Research se suma al pesimismo y recorta cuatro décimas su previsión de crecimiento en 2019

El servicio de estudios prevé que el empleo se ralentice con la creación de 705.000 trabajos en dos años.

Noticias relacionadas

BBVA Research se ha sumado este lunes a la batería de organismos y servicios de estudios que están rebajando sus expectativas sobre la economía española.

La firma ha rebajado cuatro décimas su crecimiento para este año hasta el 1,9% y en otras tres décimas para 2020, hasta el 1,6%. Se trata de un recorte de similares magnitudes al que ejecutó el Banco de España en su rebaja de previsiones económicas anunciada en septiembre.

En la actualización de su informe ‘Situación de España’, BBVA Research apunta a los efectos negativos que está teniendo sobre la economía española la incertidumbre. En concreto, apela a la caída de la demanda interna, fruto de las decisiones de gasto que están tomando empresas y familias.

Se trata de un diagnóstico que coincide con el que hizo Funcas la pasada semana, cuando también recortó sus previsiones de crecimiento para la economía española, en su caso hasta el 1,9% para 2019 y al 1,5% para 2020.

Todas estas casas de análisis están confirmando el frenazo de la economía española, que sigue creciendo siete años después de la salida de la crisis, pero con menos fuerza de lo necesario para dinamizar más el empleo y combatir los riesgos que vienen del exterior, como la guerra comercial y el Brexit.

De acuerdo con las estimaciones de BBVA Research, la creación de empleo se está ralentizando, junto con el PIB. Aunque aumentará un 2,2% en 2019, en el año 2020, el avance será del 1,4%. Esto significa que se crearán en dos años 750.000 puestos de trabajo, frente a millón de empleos que se crearían si no se perdiera el fuelle de los últimos años.

Cuadro ‘macro’ de Calviño

Este martes termina el plazo para que el Gobierno español remita a Bruselas su Plan Presupuestario y la presión de que la ministra de Economía, rebaje sus previsiones económicas va al alza.

Se espera que el Gobierno rebaje su optimismo con unas cuentas que incorporen la ralentización del PIB y los efectos en la estadística que está teniendo el ajuste anunciado por el INE en septiembre, que obligó a revisar a la baja en dos décimas el crecimiento de años anteriores.