La firma de nuevas hipotecas para la adquisición de una vivienda volvió a subir en julio en comparación interanual tras caer el mes anterior y lo hizo en un 13,1 %, hasta los 33.344 contratos, la cifra más elevada en un mes de julio desde 2010.

Noticias relacionadas

Según los datos que ha publicado este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE), un 43,7 % de todas esas hipotecas nuevas se constituyeron a tipo fijo, un porcentaje inferior al 44,5 % alcanzado en junio, que fue el más alto de toda la serie histórica.

El importe medio de las hipotecas inscritas en julio en los registros de la propiedad (procedentes de escrituras públicas realizadas anteriormente) disminuyó un 2,5% interanual, aunque creció un 1,2 % frente al mes anterior, y quedó en 121.414 euros.

Capital prestado

El capital prestado ese mes por bancos, cajas y cooperativas a sus clientes para adquirir una vivienda aumentó un 10,3 % interanual y casi un 13 % en comparación con el mes anterior, y alcanzó los 4.048 millones, con lo que aumentó en 26 de los 27 últimos meses, explica el INE.

Para la adquisición de todo tipo de fincas -rústicas, urbanas y viviendas-, las entidades financieras prestaron casi 6.539 millones de euros, un 16,2 % más que un año antes y un 14,7 % más que el mes anterior.

El importe medio de todos esos contratos inscritos fue de 142.915 euros, un 3,8 % más que el año anterior y un 1,5 % superior a junio.

Por naturaleza de la finca, las hipotecas sobre viviendas concentraron casi un 62 % del capital total prestado en julio.

Gana el fijo

En las hipotecas constituidas sobre viviendas, el tipo de interés medio empleado fue el 2,56 %, el interés más bajo de la serie histórica, y también fue 2,84 puntos superior al euríbor medio de ese mes, que marcó el -0,28 %.

Un 56,3 % de estos préstamos se firmaron a tipo variable, y un 43,7 % a tipo fijo.

Según los datos del INE, la cifra total de préstamos hipotecarios que introdujeron en julio cambios en sus condiciones y las inscribieron en los registros de la propiedad sumó 5.505, un 0,4 % menos que en el mismo mes del año pasado.

Atendiendo a la clase de cambio en las condiciones, se produjeron 4.251 novaciones (o modificaciones producidas con la misma entidad financiera), con un descenso del 4,2 %.

El número de operaciones que cambiaron de entidad (subrogaciones al acreedor) subió un 12,3 %, y el de hipotecas en las que cambió el titular del bien hipotecado (subrogaciones al deudor) creció el 21,6 %.

Por comunidades autónomas, las que constituyeron más préstamos hipotecarios sobre viviendas en julio fueron Andalucía (6.786); Cataluña (5.468) y Comunidad de Madrid (5.130).

Aquellas en las que se prestó más capital para hipotecas sobre viviendas fueron Madrid (930,4 millones de euros); Cataluña (797,8 millones) y Andalucía (708,3 millones).

Las mayores tasas de variación interanuales en cuanto a capital prestado correspondieron a Aragón (47,7 %); Extremadura (42,4 %) y Castilla-La Mancha (37,4 %).