El yate Solandge, en una imagen de archivo.

El yate Solandge, en una imagen de archivo.

Macroeconomía FISCAL

Acciones, casas, coches, pieles y joyas: así es el patrimonio de los 200.000 españoles más ricos

La mayor parte del dinero que poseen se encuentra en inversiones en empresas y en casas, según datos de la Agencia Tributaria. 

Los 200.000 españoles más ricos declaran un patrimonio de 669.240 millones de euros, una cifra que supone un aumento del 5,8% respecto al año anterior y una subida del 55% desde el 2011, año en el que el Gobierno de Rodríguez Zapatero recuperó la figura del Impuesto del Patrimonio. No sólo eso, es que el número de personas que se han visto obligadas a pagar por este concepto a la Agencia Tributaria se ha incrementado en algo más de 70.000 desde entonces.

Si se mira el desglose de ‘ricos’ se puede comprobar cómo hay 611 que declaran tener más de 30 millones de euros. Esta cifra es un 73% superior a la del año en la que se reinstauró el impuesto de patrimonio. Además, entre seis y 30 millones de euros declarados hay 6.481 personas, mientras que entre 1,5 millones y seis millones hay 53.240 declarantes.

En este fuerte aumento de los más ricos del país intervienen varios factores. El primero, una recuperación económica desigual; pero hay otros dos que también influyen: la amnistía fiscal de Montoro y la obligación de declarar los bienes que tienen en el extranjero.

Según la Estadística de los declarantes del Impuesto sobre el Patrimonio de 2017, las acciones y otras inversiones en empresas (el llamado capital mobiliario) se mantienen como las grandes protagonistas con más de 497.281 millones de euros. El 55% son acciones en empresas que no cotizan en bolsa, mientras que las que sí están negociadas son sólo el 11,6% de las mismas. 

Resulta llamativa la cantidad que declaran tener en cuenta, unos 53.100 millones de euros. Es decir, una media de 265.500 euros por contribuyente que tiene que hacer esta declaración. Están obligados aquellos sujetos cuyo valor de bienes o derechos supere los dos millones de euros. 

Las casas son el siguiente punto por orden de importancia para invertir. En concreto tienen invertidos 130.771 millones de euros, lo que supone el 19,5% del total. El 80% de ellos son de naturaleza urbana no exentos de tributación; el 17% son urbano y exentos de tener que tributar, mientras que el resto son inmuebles de naturaleza rústica. 

¿Y dónde están los coches, las joyas o las obras de arte? Pues en contra de lo que se puede pensar, las cifras están muy alejadas de las casas y de las acciones. Según la Agencia Tributaria, los llamados bienes suntuarios sólo suponen el 0,2% de lo que se declara en el impuesto. Dentro de estos, las joyas, abrigos de pieles, embarcaciones o aeronaves son los que más se declaran: 800 millones de euros frente a los 600 millones declarados en obras de arte y otras antigüedades. 

Por hacernos una idea, este tópico sobre los ricos queda superado por el apartado de otros bienes y derechos. En total, suponen casi 16.000 millones de euros, mientras que en seguros y rentas se declaran algo más de 12.400 millones de euros, siendo los seguros de vida los favoritos con el 85% del total.