Niños comiendo uvas y melón, de Murillo, una representación de la picaresca.

Niños comiendo uvas y melón, de Murillo, una representación de la picaresca.

Macroeconomía Exportaciones

'Made in Spain': melones y sandías

Coches, ropa, refinado de petróleo, medicamentos, y camiones, entre los productos más exportados por las empresas españolas.

Noticias relacionadas

Dos de los pícaros más famosos de la literatura española, Rinconete y Cortadillo, allá por el siglo XVII ya "aparecían" consumiendo dos de los productos estrella de la economía española. La pintura de Murillo, Niños comiendo uvas y melón -escogida para la portada de algunas ediciones de la famosa obra de Cervantes- podría ser, más de cuatrocientos años después, un retrato de la economía española. A parte del manjar de los dioses, los melones y sandías nacionales se venden en el exterior por valor de 670 millones de euros, la misma cantidad que ingresamos por la venta de ordenadores o de baterías eléctricas.

En 2016, las exportaciones 'Made in Spain' lograron alcanzar la cifra histórica de 254.530 millones de euros, y este año, según el ministro de economía Luis de Guindos, se incrementarán un 5,1%. A grandes rasgos, las exportaciones españolas se distribuyen de la siguiente manera: 71% en manufacturas (coches, motos, medicamentos y vehículos de transporte); 18% en productos agrícolas (cítricos, carne, vino y aceite); y 10% en productos energéticos (petróleo refinado).

Los sectores líderes

El Ministerio de Economía divide las exportaciones en ocho grandes sectores más uno complementario en el que se inserta todo aquello que no se cataloga en las anteriores divisiones. 

Las semimanufacturas consiguen ser las mercancías más exportadas. Dentro de este sector se incluye el hierro, acero, otro metales no ferrosos y productos químicos. El pasado año, este tipo de productos copaban el 24% de las exportaciones frente al 27% en el año 2008. Los productos químicos, que engloba los medicamentos y los plásticos, han sido los claros ganadores en lo que concierne a las semimanufacturas. Mientras que el hierro se ha mantenido constante, el sector químico ha conseguido exportar un 42% más que antes de la crisis.

En segundo lugar, los bienes de equipo representan el 20% del total, experimentado una leve caída en relación a los niveles pre-crisis, aunque una mejora en términos absolutos. Este sector conglomera los vehículos para transporte de mercancías por carretera, la construcción de aeronaves, buques y material ferroviario. Este último, junto con las aeronaves, han sido los grandes ganadores a raíz de la crisis. La exportación de material ferroviario se salda ya con un 81% más que en 2008 y las aeronaves con un 102% más. Sin embargo, la construcción de buques ha sido la más afectada, con un 5% menos de exportaciones.

Un 53% más en exportación de vehículos

El histórico sector del automóvil, que se posiciona en tercer lugar, cuenta con el 18% de cuota exportadora, un punto más que en 2008. A partir de ese año, el valor de los coches, motos y componentes vendidos al exterior ha pasado de 32.000 millones de euros a los actuales 45.000 millones el pasado año. Sin embargo, mientras los componentes solo han crecido un 15%, los vehículos han incrementado su factura al extranjero en un 53%.

Otro de los sectores estrella de nuestra economía es la agricultura. De hecho, Alimentación, Bebidas y Tabaco  ha ganado un 60% en volumen de exportaciones respecto a los niveles de 2008. Un 17% de todas nuestras exportaciones pertenecen a esta partida. Frutas, hortalizas y legumbres son los artículos más vendidos al exterior por valor de 17.000 millones de euros. Solo estos bienes representan un 7% de todo el comercio exterior. La carne también se lleva un buen bocado, en concreto 6.000 millones.

En el quinto lugar aparecen las manufacturas de consumo. Aquí entran los textiles, calzado, juguetes, cuero, joyas y relojes. La gran mayoría del pastel se lo lleva la ropa, en concreto, el 60% de todas las manufacturas de consumo. El sector textil exporta más de 15.000 millones de euros.

Los productos energéticos también tienen una importante cuota de mercado. Dentro de este sector, la inmensa mayoría (95%) la copa el petróleo, y en concreto el refinado del mismo. El carbón, gas o corriente eléctrica solo tienen una aportación testimonial.

Las materias primas y los bienes de consumo duradero ocuparían el séptimo y el octavo puesto respectivamente. En el segundo se incluyen los muebles, electrodomésticos, y electrónica. Este último ha sido uno de los grandes perdedores en el sector exportador español. Hace ocho años se vendía al exterior más de 2.000 millones de euros en electrónica de consumo y en 2016 esta cifra descendió hasta los 500 millones, una bajada del 80%. La inmensa mayoría de esta pérdida se produjo en el primer año de crisis con la retirada ciertas multinacionales del sector como Sony.

Coches, ropa, petróleo y medicamentos

Entrando más en detalle, en un “atlas de la complejidad económica” realizado por la Universidad de Massachussets y Harvard se establecen los principales artículos exportados por países. En España, donde un 64% de las ventas se dirigen a la Unión Europea, los principales productos exportados, recogidos en la siguiente tabla, representan el 40% del total de los bienes ‘Marca España’ vendidos al extranjero.

Productos líderes en el mundo

Pocas son las mercancías en las que España es líder mundial por cuota de exportación. Entre ellos, el claro ganador es la aceituna: hasta un 42% de todas las exportaciones a nivel global. En concreto, las empresas españolas productoras de aceitunas recogen 750 millones de euros por sus ventas al exterior. 

El aceite de oliva virgen español sigue muy de cerca al ganador: copa el 40% del total de exportaciones en el mundo de este producto. Con un precio mucho más elevado que la aceituna, las ventas de aceite alcanzan los 3.100 millones de euros. Aunque con una cuota de mercado alta, la alcachofa y la berenjena, consiguen unos ingresos algo más tímidos: 25 y 150 millones respectivamente. Aun así, el primero cuenta con el 35% del mercado mundial y el segundo se hace con el 31%.

Otro de los clásicos, las naranjas, también consigue predominar a lo largo y ancho del mundo. Los cítricos españoles controlan el 28% del comercio exterior por valor de 3.590 millones de euros. Los melones y las sandías, en sexto lugar, cuentan con el 23% del mercado.

Por último, aunque China nos sobrepase en la exportación de unidades ferroviarias autopropulsadas por un motor diésel, eléctrico o híbrido, España ha conseguido el 11% en la venta de esta maquinaria de transporte. Esto nos sitúa en segundo lugar a nivel mundial en un sector que acumula un mayor valor añadido que todos los anteriores productos.