Una mujer trabajando en un laboratorio.

Una mujer trabajando en un laboratorio. Efe

Macroeconomía Las mujeres en el mercado laboral

Las trabajadoras con estudios superiores superan a los hombres en 275.000 personas

Desde 2002 ha aumentado un 70% el número de trabajadoras con alta cualificación, hasta superar los 4 millones

Las mujeres con estudios superiores están incorporándose al mercado laboral con más intensidad que los hombres. Según los datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA), hay 4.028.600 mujeres trabajadoras con carrera universitaria, hasta 274.600 más que el número de hombres en situación de empleo con el mismo nivel de estudios. Según un estudio de Randstad, empresa especializada en Recursos Humanos, estos datos suponen un aumento del 70,4% respecto al número total de mujeres ocupadas con estudios superiores registrado en el año 2002.

El próximo día 8 de marzo se celebra el día de la Mujer Trabajadora, y aunque aún queda mucho por hacer en materia de igualdad de género, los datos del mercado laboral muestran una evolución positiva. En los últimos catorce años, el número total de mujeres trabajadoras se ha incrementado un 35,5%. Pero si nos centramos en el nivel de estudios, más de 1,7 millones de puestos de trabajo han sido cubiertos por mujeres con educación superior desde el año 2002.

En ese año, solo 2,4 millones de puestos de trabajo estaban cubierto por mujeres con una carrera universitaria. Sin embargo, catorce años más tarde, hay más de 4 millones de ocupadas con un nivel terciario de estudios, mientras que solo 3,7 millones de hombres están trabajando con un título superior. Esta diferencia supone que hoy en día hay un 7,3% más de mujeres trabajadoras con estudios superiores que hombres. De hecho, teniendo en cuenta el número total de ocupados según el nivel de estudios alcanzado, los datos de la EPA señalan que el único sector en el que el número de mujeres trabajadoras supera al de hombres es en el que se tienen estudios universitarios.

Las mujeres tienen más estudios

Aunque el número total de mujeres trabajadoras con estudios superiores esté un 7,3% por encima del dato que marcan los varones, gran parte de esta diferencia se debe a que las mujeres tienen más estudios que los hombres. Entre la población activa, es decir, entre la gente que está trabajando o buscando un empleo, hay un 11% más de mujeres con una ‘mejor educación’ que aquella conseguida por los hombres.

Es por esta razón que aún hay una pequeña brecha en la tasa de ocupación entre hombres y mujeres. Un 90% de hombres con estudios superiores está actualmente trabajando, mientras que las mujeres con una carrera universitaria todavía lo tienen algo más difícil, puesto que solo el 87% de ellas cuenta con un empleo. Con estos datos, se concluye pues, que para los puestos que requieren un elevado nivel de formación, también tienen mejor acceso los hombres.

En términos de desempleo, estas cifras ponen de manifiesto que de entre todas las mujeres con un título superior, el 13% de ellas está en paro. En varones, esta cifra desciende hasta el 10%. La incorporación al empleo cualificado también se presenta más difícil para la mujer que para el hombre. Del total de mujeres paradas, un 27% tiene estudios superiores, mientras que en los hombres esa cifra se reduce hasta el 19%. En términos absolutos, el número de mujeres desempleadas con estudios es de 586.700, y el de hombres de 410.700. 

Además, también es importante tener en cuenta que el mercado laboral español cuenta con casi un 20% más de hombres que de mujeres en situación de empleo. El número de varones que cuenta con un puesto de trabajo actualmente asciende hasta los 10 millones y sin embargo solo 8,4 millones de empleos están cubierto por mujeres. Por el contrario, en términos de desempleo, ambos sexos cuentan con un mismo número de parados, en torno a los 2 millones cada uno. 

La mitad de las trabajadoras cuentan con estudios superiores

Según el análisis realizado por Randstad, el 47,8% de las mujeres trabajadoras cuenta con un título universitario. Solo un 5,5% de ellas terminó su trayectoria académica con estudios primarios y el restante 46,8% cuenta con un título de secundaria. 

En el caso de los hombres, la falta de estudios se pone de manifiesto puesto que solo el 37,3% de los varones trabajadores tiene un título expedido por una institución universitaria. Los hombres que dejaron su educación en el nivel primario también es superior a las mujeres, en concreto un 7,2% del total; y la mayoría de ellos se concentra en la educación secundaria obligatoria con un 55,6%.

Por comunidades, las que mejores datos obtienen en cuanto a la incorporación de la mujer con estudios superiores al mercado de trabajo, son Navarra y País Vasco. En estos dos territorios, del total de mujeres en situación de empleo, cerca del 60% tienen un título universitario. Le siguen Madrid (54,6%), Asturias (53,1%) y Cantabria (51,8%). En el lado contrario, las comunidades que presentan un menor peso de la mujer con estudios sobre el total de féminas trabajando son Baleares (38,4%), Canarias (38,8%) y la Comunidad Valenciana (40,7%).