La sede de Repsol.

La sede de Repsol. Europa Press

Empresas

Repsol invierte tres millones de euros en TactoTek para aumentar su peso en automoción

A través de su fondo de inversión con el que participa en 'star-ups', la compañía accede así a una nueva tecnología.

Noticias relacionadas

Refuerzo de Repsol a su área de automoción. Repsol Corporate Venturing, el fondo de inversión de la compañía multienergética, ha suscrito una participación en TactoTek de 3 millones de euros.

La compañía que dirige Josu Jon Imaz destinará la cifra a la compañía finlandesa, que desarrolla, industrializa y licencia una novedosa tecnología que permite producir superficies inteligentes, en los que se embeben componentes electrónicos y LED.

En concreto, esta tecnología, denominada “electrónica estructural por moldeo” (IMSE por sus siglas en inglés) tiene múltiples aplicaciones. Por ejemplo, puede ser utilizada en la industria automotriz para integrar controles en paneles del interior del vehículo, en electrónica de consumo para dotar de superficies funcionales a cualquier dispositivo electrónico y hasta en productos de tipo wearables, prendas de vestir o accesorios sensorizados que ofrecen estadísticas de rendimiento o anticipar el momento en que es necesario cambiarlos.

Se trata, por tanto, de un paso más de Repsol en la industria de la automoción, donde ya es proveedor de múltiples productos (combustibles, lubricantes, distintos tipos de materiales para vehículos).

En este sentido, con la entrada en TactoTek, accede a una tecnología innovadora que permite la manufactura de productos de altas prestaciones para este sector con un peso muy reducido. La inversión de Repsol Corporate Venturing en Tactotek se encuadra dentro de una ronda de financiación de 23 millones de euros suscrita por la compañía finlandesa.

Un fondo de 85 millones

Repsol Corporate Venturing es el fondo de inversión que permite a Repsol participar en start-ups innovadoras que ofrecen soluciones en transición energética, movilidad avanzada, nuevos materiales, economía circular y fiabilidad de operaciones.

Cuenta con 85 millones de euros y su objetivo es atraer innovación tecnológica cercana a su despliegue comercial y que se pueda probar de forma ágil para evaluar su potencial.

Así, Repsol desarrolla una estrategia de innovación abierta pensada para complementar las capacidades internas de Repsol en I+D y busca acelerar la incorporación de tecnologías y modelos innovadores a los negocios de la compañía.

Actualmente participa en un total de 18 empresas y desde su lanzamiento ha analizado más de un millar de oportunidades de inversión.

Algunas de las participaciones que ha adquirido han sido en la compañía española de impresión en 3D Recreus, en Nanogap, que provee de soluciones en el ámbito de la nanotecnología. Destaca también la colaboración con la empresa de domótica Wattio, fabricante de dispositivos y soluciones integrales de internet de las cosas (IoT).

Con un enfoque internacional, Repsol Corporate Venturing se apoya en una red global de contactos que incluye incubadoras, universidades o áreas de venture capital de otras compañías. Ejemplo de ello es la participación en Ample, una empresa emergente de San Francisco (Estados Unidos) que busca soluciones de movilidad eléctrica a través de un novedoso enfoque que, mediante la implantación de robótica autónoma, permite la sustitución de baterías en minutos.