Sebastián Albella, presidente de CNMV, en una imagen de archivo.

Sebastián Albella, presidente de CNMV, en una imagen de archivo. J.L.Cereijido Agencia EFE

Empresas

La CNMV acaba con los hechos relevantes: habrá información privilegiada y otra información relevante

El regulador pretende así clarificar la documentación que se envía a los inversores por parte de las empresas. 

29 enero, 2020 14:56

Noticias relacionadas

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha diseñado un nuevo procedimiento de comunicación de información de emisores por el que sustituirá los actuales hechos relevantes (HR) por dos nuevas categorías diferenciadas: información privilegiada (IP) y otra información relevante (OIR).

Según ha anunciado el supervisor de los mercados, el nuevo sistema se pondrá en marcha el próximo 8 de febrero y ya ha sido explicado a los emisores afectados a través de conferencias y talleres prácticos en los que se han abordado los principales cambios y sus implicaciones.

El objetivo es adaptar sus canales de comunicación a la normativa actual sobre abuso de mercado, reflejada en los artículos 226 y 227 de la ley del mercado de valores, que entró en vigor en noviembre de 2018. Así, la CNMV ha trabajado durante un año en la adaptación de sus sistemas a estos cambios normativos y hará efectivas las modificaciones a partir del próximo 8 de febrero.

El régimen de abuso de mercado establece que los emisores de valores deben comunicar a la CNMV, para su difusión a través de su página web, la información privilegiada (IP) y otra información relevante (OIR).

Las nuevas categorías

La información privilegiada es aquella de carácter concreto, no pública, referida a un emisor o instrumento financiero que, de hacerse pública, podría influir de manera apreciable en el precio, mientras que la categorizada como otra información relevante no afecta al precio. La OIR puede ser regulada, cuando se publica por disposición legal como los informes anuales de gobierno corporativo o los informes de auditoría, o no regulada, que es aquella que el emisor considera de interés para los inversores.

Según han detallado fuentes de la CNMV, será el emisor quien envíe una comunicación para su publicación como IP o como OIR, debiendo analizarse la categorización caso a caso, valorando si la información genera una noticia que el mercado no espera o se desvía de lo comunicado en ocasiones anteriores. Si el supervisor considera que no se ha enviado por el canal adecuado, podrá requerir al emisor que modifique su calificación.

Por ejemplo, cuando una empresa comunique sus resultados, la información tendrá carácter privilegiado si contiene variaciones importantes, y los documentos adicionales o presentaciones en los que explique y compare las cifras se clasificarán como otra información no relevante. Si las cuentas anuales ya han sido adelantadas anteriormente, se enviarán como otra información relevante regulada.

Los canales de comunicación y publicación de los hechos relevantes de Instituciones de Inversión Colectiva (IIC) y otras entidades autorizadas permanecen sin cambios, por lo que continuarán como hasta ahora.

Menos documentos

El organismo ha comunicado que también reducirá los tipos de comunicaciones de información privilegiada desde los 65 actuales a solo 17, lo que facilitará la búsqueda y la suscripción, mientras que la tipología de otra información relevante no regulada será todavía más reducida.

Por otra parte, la CNMV realizará cambios en su página web, que recibe 70 millones de visitas mensuales, interrumpiendo la numeración de los hechos relevantes y estableciendo una nueva numeración de información privilegiada y OIR, dando relevancia a la IP en la portada, secciones y buscadores. Además, establecerá nuevos buscadores de IP y OIR, separados del de hechos relevantes.

La CNMV ha afirmado que, con estas modificaciones, se avanza en el objetivo de mejorar la identificación de la clase de información que reciben los inversores y la transparencia de los mercados españoles.

Imprimir