José Luis Ábalos.

José Luis Ábalos.

Empresas

Ábalos da el pistoletazo de salida a la liberalización del AVE con el cambio de la Ley Ferroviaria

Permitirá modificar el sistema de canon que Adif cobra a los operadores ferroviarios que ahora está unido a los Presupuestos Generales del Estado.

Noticias relacionadas

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha puesto en marcha la modificación legal que abrirá la puerta a que los billetes de tren AVE puedan bajar de precio coincidiendo con la entrada de competidores de Renfe en este mercado a finales de este año.

En concreto, este Departamento ha iniciado el proceso de modificación de la Ley Ferroviaria que permitirá modificar el sistema de canon o peaje que Adif cobra a los trenes por circular por las líneas ferroviarias.

De hecho, Adif tiene ya listo desde hace meses este nuevo sistema de canon y estaba a la espera de que se formara el Gobierno para que se acometiera la preceptiva reforma legal que permita aplicarlo cuando a partir del próximo mes de diciembre se liberalice el transporte de viajeros en tren.

Según aseguró la compañía que preside Isabel Pardo de Vera cuando presentó el nuevo modelo de canon, incluye descensos y bonificaciones en este peaje que confía que Renfe y el resto de operadores ferroviarios que entren en la red trasladen al precio final de los billetes.

Con el cambio de la Ley Ferroviaria que ahora se inicia se pretende que la fijación de los cánones ya no se incluya en la Ley de Presupuestos Generales del Estado, como hasta ahora, y que Adif pueda contar con más flexibilidad para fijarlos y modificarlos.

Por el momento, el sistema de canon que Adif presentó en octubre de 2019, con el fin de que entren en servicio en 2021, coincidiendo con la liberalización, arroja un "descenso básico" del 22% del importe que cobra en líneas AVE al que, además, se pueden sumar descuentos de hasta el 50%.

Según indicó entonces la compañía gestora de la red, ello se traduce en una disminución del canon total a pagar por los operadores en el caso de las líneas AVE a Barcelona y el AVE a Sevilla, dos de las tres que se abrirán a la competencia junto al corredor de Levante.

En el resto de líneas se registrará un "ligero incremento". Ello será consecuencia de la aplicación simultánea de una subida del recargo que cobra en función del número de plazas máximas de cada tipo de tren, que estaba congelado desde 2017.

Adif compensará en sus cuentas los descensos del canon gracias al aumento de circulaciones de trenes (de hasta un 60%) que se espera genere la liberalización. De hecho, calcula que sus ingresos por cobro de cánones aumenten un 7%.

Primer paso para cambiar la ley

Por el momento, Fomento ha iniciado el proceso de modificación de la Ley Ferroviaria que permita aplicar este canon, que constituye el primer coste de explotación de los operadores. Para ello, ha abierto el trámite de información pública del anteproyecto de modificación.

Durante este periodo de información, los distintos agentes y sectores interesados, entre ellos las empresas que entrarán a competir con Renfe y los viajeros y usuarios, podrán realizar observaciones al texto propuesto

Además de abordar el cambio de los cánones, aspecto clave de cara a la entrada de competencia en el AVE, el nuevo texto modifica y añade otros artículos para completar las disposiciones de la Ley y mejorar su aplicación, entre ellas figura las que permitan facilitar la conexión de la red ferroviaria estatal con otras que no lo sean, según destalló el Ministerio en un comunicado.