Fin a más de dos años de conflicto por el nuevo convenio de Endesa. El árbitro designado por la eléctrica y UGT para mediar entre las partes, el ex ministro de Trabajo Manuel Pimentel, ha emitido su laudo arbitral este miércoles.

Noticias relacionadas

Entre los aspectos más destacados, Pimentel devuelve a los jubilados de Endesa la tarifa de empleado, el gran escollo durante los más de dos años de negociaciones, dejando así la vía libre al acuerdo por el nuevo convenio.

En este sentido, según ha podido saber este periódico, el laudo reconoce el derecho al personal pasivo de Endesa (los extrabajadores jubilados) a un consumo bonificado por la empresa de hasta 9.000 Kwh distribuido en dos tramos, 6.000 KW compensados al 100% y 3.000 KWh adicionales reconocidos al 50% del precio establecido para la retribución en especie (APV).

Hasta este momento, y desde el pasado 1 de octubre, los 26.000 jubilados de Endesa no se beneficiaban ya del descuento en la factura que tenían como empleados; una decisión que avaló la Audiencia Nacional.

En cuanto a los trabajadores en activo, el laudo establece en 6.000 KWh el consumo bonificado al 100% para el conjunto de la plantilla de Endesa. En ambos casos, la potencia máxima bonificada será de 5,75 KW. A las segundas residencias se les aplicará el precio APV.

Así las cosas, Pimentel ha optado por marcar una cifra que está a la mitad de lo que ofrecían la empresa (3.500 kWh) y los sindicatos (15.000 kWh).

Seis años de convenio

Asimismo, el laudo establece que el Convenio Colectivo tendrá una duración de 6 años, desde 2018 a 2023. Durante este periodo se mantiene el Acuerdo de Garantías, lo que significa que no se producirá ningún despido por motivos organizativos.

Para la compañía, que exista ya una resolución del laudo arbitral "es muy positivo para todas las partes, ya que permitirá firmar en breve el Convenio Colectivo". "Termina así un periodo de incertidumbre para Endesa y ahora se podrán afrontar los retos que nos plantea la Transición Energética de manera clara y decidida”, apuntan desde la eléctrica.

UGT, por su parte, celebra que el laudo haya "respaldado nuestra posición". "Se garantiza la tarifa de empleado para activos y pasivos, a pesar de la sentencia desestimatoria de nuestra demanda para los compañeros pasivos", insisten desde el sindicato.

Plan de salidas voluntarias

De manera paralela al laudo, la eléctrica que dirige José Bogas ha aprobado además un plan de salidas voluntarias para el personal que, habiendo cumplido al menos 50 años, tenga, como mínimo, 25 años cotizados.

Este plan supone el pago de entre el 60% y el 80% del salario en función del tiempo que falte al trabajador para alcanzar su edad de jubilación. En cualquier caso, los 5 últimos años siempre serán al 80%.

Volviendo al laudo, el texto reconoce un esquema de incremento salarial que supone, a partir del año 2020, una mejora de la retribución anual de cerca un 9% de media. En concreto, recoge un incremento fijo del 1% por cada año de vigencia del convenio.

Por encima del incremento fijo, aumentarán las tablas salariales con el 1,5% por cada año de vigencia del convenio y se recoge una paga variable consolidada, vinculada a los resultados de la eléctrica. 

Por otra parte, el laudo de Pimentel reconoce para el personal becas de estudio para los hijos de los empleados de hasta 400 euros y la ampliación hasta 2035 del Plan de Fomento Conjunto de Fondos de Pensiones.