Muving, Acciona, eCooltra... son muchas las empresas que en los últimos meses se han lanzado al mercado de las motos eléctricas; en concreto, al del alquiler. Si uno da un paseo por Madrid, por ejemplo, podrá comprobar cuántas de ellas pueblan las calles listas para que un usuario las reserve a través de su móvil y comience a circular con ellas.

Noticias relacionadas

Una realidad que, poco a poco, comienza a reflejarse en los datos. En concreto, en las cifras de las motos eléctricas que se matricularon el año pasado. En este sentido, según los datos de la Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas (Anesdor), en 2019 se matricularon un total de 12.225 motos eléctricas, 6.719 de ellas motocicletas y 5.506 ciclomotores.

Un "punto de inflexión" en el mercado de la electromovilidad, reconocen desde la asociación, que hace que las motos eléctricas hayan crecido un 67% respecto al año anterior, suponiendo ya un 6% del mercado. No en vano, es ya el vehículo eléctrico puro con mayor penetración. La mayor parte de las nuevas matriculaciones, recogen los datos, han ido destinadas al canal del alquiler.

Ganadores de la transformación

Unos datos positivos para el sector, desde el que apuntan directamente a los cambios que están viviendo las ciudades para justificar el crecimiento de los vehículos ligeros. De hecho, durante 2019 las matriculaciones de vehículos ligeros superaron  por primera vez desde 2008 las 200.000 unidades.

En total, recogen los datos de Anesdor, las entregas de motos, ciclomotores, triciclos y cuatriciclos se situaron en 202.079, un dato que supone un incremento interanual del 12%. Durante el año se matricularon 194.663 motos (175.585 motocicletas y 19.078 ciclomotores), 2.522 triciclos, 2.752 cuatriciclos ligeros y 2.142 cuatriciclos
pesados.

"Cada vez más españoles se desplazan en moto, lo que se traduce en datos muy positivos para la industria", explicaba el secretario general de la asociación, José María Riaño, que indica que la transformación de la movilidad "especialmente en las ciudades, ha permitido que la moto crezca de forma significativa a pesar de los resultados negativos generales de la automoción en España".

En este sentido, la industria de la moto ha crecido en todas las comunidades autónomas, destacando de forma importante Cataluña (un 7,3% más, hasta las 50.244 unidades), Andalucía (un 12%, hasta las 40.838) y Madrid (un 22,4%, hasta las 30.051).

Con la movilidad viviendo uno de los cambios más importantes de su historia, es posible que estos datos varíen en los próximos tiempos. Desde el sector, por su parte, tratarán de adaptarse las nuevas demandas.