Comenzó hace solo seis años como una pequeña start-up que vendía gafas de sol online. Con inversiones millonarias (y el destacado papel del millonario venezolano Alejandro Betancourt), Hawkers ha conseguido que personalidades como Lionel Messi o Steve Aoki se sumen a sus agresivas campañas publicitarias.

Noticias relacionadas

Pero no quedó todo en el online. Fue en septiembre de 2017 cuando la marca iniciaría lo que hoy es una de sus obsesiones principales: la expansión del canal físico. Con una tienda ubicada en pleno centro de Madrid, Hawkers dio el pistoletazo de salida a una expansión en España que sigue en marcha.

Tanto es así que la marca de gafas ya está presente en diversos puntos de Andalucía, Comunidad Valenciana, Cataluña, Castilla y León o País Vasco. La semana pasada, además, anunciaba la inauguración simultánea de tres nuevas tiendas: dos en Pamplona (Navarra) y una en Asturias.

Una apuesta por el canal físico que no es casual, y que expertos del sector relacionan con la necesidad de aumentar las ventas de la compañía. Es muy complicado conocer las cuentas oficiales de la marca, puesto que Hawkers pertenece al Grupo Saldum, tras haber adquirido durante los últimos años diferentes marcas del sector de gafas de sol (Northweek, Wolfnoir, Miss Hamptons), que le eran competencia directa.

Expansión internacional

Sin embargo, las tiendas físicas parecen ser el arma elegida por la marca para recuperar la millonaria inversión con la venta de un producto low cost (las gafas cuestan 30 euros de media).

Una expansión que, lejos de quedarse en España, tiene la vista puesta en el mercado internacional. Así, según los datos que ofrece la propia compañía, Hawkers suma ahora más de 85 tiendas en España, Portugal, Italia y México.

Una marca que, explican desde la misma, ha sido "reconocida como caso de éxito mundial para Facebook, Twitter y Shopify". Un éxito en el canal online que, ahora, trata de replicar a pie de calle.