Envases de Damm.

Envases de Damm.

Empresas

La cerveza de 2025: sin anillas de plástico y en envase reutilizable

Las cerveceras trabajan para adaptar sus envases a un consumidor más exigente y más responsable.

Noticias relacionadas

La sostenibilidad ha llegado a más aspectos de nuestras vidas de los que creemos. También a ese botellín de cerveza que tomas en el bar de al lado de casa, o a las latas que tienes en el frigorífico. Y es que siendo la bebida fría más consumida fuera del hogar en España, según Kantar Worldpanel, la cerveza no podía alejarse de esta tendencia.

El Informe de Sostenibilidad Medioambiental de Cerveceros de España pone cifras a los cambios que el sector ha ido introduciendo en la última década. Entre 2008 y 2018 se redujo un 31% el consumo de energía, un 19% el consumo de agua y aumentó un 21% el número de envases de vidrio de un solo uso reciclados.

En cuanto a los envases, la tasa de reciclado en vidrio es del 73% y ha crecido más de un 20% en los últimos diez años. La tasa de reciclaje de envase metálico (latas) es aún mayor, del 86%, y ha crecido un 44% desde 2008.

Para 2025, Cerveceros de España se ha marcado algunas metas en las que las diferentes compañías que conforman la asociación ya están trabajando. “Uno de los objetivos es que el 80% del volumen de las ventas de cerveza en hostelería -el principal canal para el sector- sea en envase reutilizable”, explica Jacobo Olalla, director general de Cerveceros de España a EL ESPAÑOL.

La asociación también trabaja en un modelo de botella intercambiable. Esto permitiría que las marcas pudieran reutilizar una botella de topacio de tercio sin tener que devolver las que no corresponden a su cerveza. “Esto no se ha visto desde un punto de vista del ahorro, sino desde el punto de vista de aumentar la reutilización”, subraya Olalla.

La botella de topacio de tercio es la más habitual en el sector.

La botella de topacio de tercio es la más habitual en el sector.

Puede que el consumidor no haya notado cambios en su cerveza, y de hecho, según explica el director general de Cerveceros, cada vez va a ser más difícil que los note. Pero nos reta: “coge una botella de un litro de cerveza y otra de un litro de whisky o de vino, a ver cuál pesa menos”.

Y es que ligereza de los envases es uno de los cambios en los que han trabajado la mayoría de marcas. Un ejemplo son las latas de cerveza de Mahou: “son un 35% más ligeras que las primeras que pusimos en el mercado en 1980”, describe Patricia Leiva, directora de RRII, Comunicación Corporativa y Sostenibilidad de la marca. No solo eso, las latas de Mahou San Miguel “están compuestas por un material infinitamente reciclable”.

Anillas de plástico

Además de envases que pesan menos, las cerveceras se han sumado a la lucha contra el plástico. En los próximos años, encontrar latas agrupadas por anillas de plástico o envasadas con plástico retráctil va a ser cada vez más complicado.

Estrella Galicia ha apostado tradicionalmente por el cartón. De hecho, nunca han utilizado anillas de plástico para sus agrupaciones de cerveza. Mahou ha sustituido el plástico y las anillas de la cerveza Alhambra Especial por cartón y Estrella Damm -que hizo al plástico antagonista de su tradicional anuncio veraniego- está probando un sistema para agrupar sus latas con cartón 100% biodegradable. “Si Damm obtiene el éxito esperado, el sistema se aplicará a la totalidad de la producción de latas de la compañía, permitiendo la eliminación del 100% de las anillas de plástico”, apuntó la marca. La compañía cifra en 260 toneladas de plástico al año, la reducción que supondría eliminar las anillas que agrupan las latas.

El nuevo sistema permite apilar las latas.

El nuevo sistema permite apilar las latas.

La eliminación de las anillas se ha convertido en un objetivo común entre las distintas competidoras. También Heineken tiene un plan para eliminarlas en un plazo de tres años. Desde la compañía explican a este periódico, que están “avanzando para la eliminación o reducción del plástico retráctil” y planificando “nuevos embalajes que permitan la sustitución de elementos plásticos”. De hecho, en Reino Unido, el grupo ya ha anunciado que “eliminará los plásticos de todos los packs de latas en 2021”.

A nivel internacional, también han surgido otras iniciativas para la eliminación de las anillas. Como por ejemplo el modelo de lata enrroscable que Corona lanzó en México. Todos estos planes, apunta la responsable de Sostenibilidad de Mahou, beneficiarán al sector. “Los productos responsables y sostenibles obtendrán un lugar destacado en las preferencias de todos los actores del sector del gran consumo”, describe.

En definitiva, los amantes de la cerveza no tiene porqué temer: la espuma, el color, el sabor o la temperatura no serán alterados por su marca favorita. Sí lo hará el envase, cada vez más sostenible y más respetuoso con el medio ambiente, acorde con un bebedor cada vez más exigente y preocupado por el consumo.