Canarias quiere cambiar la forma en la que produce energía. Las empresas lo saben y quieren aprovechar y potenciarlo, por lo que buscan la forma de hacer variar el mix de generación actual de las islas, formado por un 90% de origen fósil y una fuerte dependencia del exterior.

Noticias relacionadas

Una de las interesadas es Endesa, que, en el marco de la Cumbre del Clima, ha presentado un plan para que el archipiélago sea 100% renovable en 2040, diez años antes que el objetivo que marca la Unión Europea.

Según los cálculos de la compañía que dirige José Bogas, sería necesario instalar 450 megavatios (MV) renovables al año, hasta alcanzar la cifra de unos 10.000 MW. Para ello, en base al estudio de la eléctrica, se precisaría una inversión 7.000 millones de euros para el despliegue de las renovables, 1.500 millones para el desarrollo de sistemas de almacenamiento de baterías y 450 millones para el paso a gas de las centrales durante el periodo transitorio. En total, unos 9.000 millones.

A esto habría que sumar 40.000 coches eléctricos al año, hasta alcanzar la cifra de un millón en 2040. Para ello, dice Endesa, deberá acometerse un plan de despliegue de puntos de recarga públicos y en las viviendas y un plan de incentivos urgentes a la compra de vehículos eléctricos.

Con nueve centrales térmicas en el archipiélago (con una potencia instalada de 2.579 MW en total), el director de Regulación de Endesa, Juan José Alba reconoce que la generación térmica "va a seguir siendo necesaria durante muchos años". "Las renovables y los almacenamientos no pueden asegurar el suministro", cuenta a este periódico, apuntando que, "al menos hasta 2035" será necesaria la térmica, junto con gas natural.

¿Y después? "A partir de ese momento ya podrían empezar otras soluciones que permitan almacenar energía durante meses o semanas", cuenta, y ejemplifica: "Hoy parece que una de esas posibles soluciones podría ser el hidrógeno, que puede producirse con los excedentes de producción renovable y luego quemarse en una central térmica sin emisiones. Hay otras posibilidades que se están explorando, como la síntesis de gas natural, las baterías de flujo, etc.".

Unos 10.000 MW 'verdes'

Con 10.000 MW renovables en el plan de Endesa, cabe preguntarse cuántos pretende poner en marcha la eléctrica. Alba apunta que "todos los que pueda", teniendo en cuenta que la inversión en este tipo de energía es una de sus prioridades en el nuevo plan estratégico, presentado recientemente por la compañía.

De hecho, solo en los próximos tres años, la compañía que dirige Bogas invertirá 7.700 millones de euros en España, de los que 3.800 dirigidos a renovables y 2.000 millones a redes. Cuánto de esa cifra irá a Canarias todavía es una incógnita. De momento, Endesa cuenta con 53,3 MW instalados de renovables en el archipiélago, divididos en 13 plantas.

No obstante, los 9.000 millones que cifra la eléctrica para descarbonizar las islas no dependen solo de ella. "Esa cifra de engloba los esfuerzos de inversión que deberán realizar el conjunto de agentes económicos que intervengan en el proceso, que serán múltiples empresas, consumidores que apuesten por el autoconsumo, etc", apunta Alba, que insiste: "No es una cifra asumible por una sola empresa, es un esfuerzo que deberá ser compartido".

De momento, una de sus competidoras, Iberdrola, tiene en marcha el parque de Chimiche en Tenerife con 18 MW y está desarrollando cartera en las islas para acudir a una próxima subasta, con proyectos ya en tramitación avanzada y otros con un grado de maduración a medio plazo.

Mientras, la Estrategia Energética de Canarias 2015-2025 (EECan25) plantea lograr un 45% de penetración de renovables en el mix eléctrico en 2025. A la vista está que las compañías están interesadas y dispuestas a lograr una cifra más ambiciosa.