Adolfo Fraguas, representante legal de BBVA en la causa por Cenyt.

Adolfo Fraguas, representante legal de BBVA en la causa por Cenyt.

Empresas CENYT

BBVA no comprometió ante el juez a Francisco González ni a Cano en los contratos con Villarejo

El representante legal del banco centra en Antonio Béjar y Julio Corrochano la responsabilidad de la relación con el comisario.

María Peral María Vega

Noticias relacionadas

El representante legal de BBVA en la causa en la que se investiga la relación del banco con el comisario en prisión José Manuel Villarejo no mencionó ni al expresidente de la entidad Francisco González ni al exconsejero delegado Ángel Cano en su declaración del pasado jueves en la Audiencia Nacional. Así lo confirman a EL ESPAÑOL fuentes de la investigación conocedoras de la comparecencia de Adolfo Fraguas, director de los servicios jurídicos de BBVA España.

El representante del banco sí señaló, en cambio, a dos antiguos mandos intermedios, Julio Corrochano (exjefe de seguridad) y Antonio Béjar (exresponsable de la división de riesgos) como los responsables de la contratación de Cenyt, la empresa de Villarejo, de acuerdo con el resultado que, según manifestó, ha arrojado el informe forensic realizado. 

La semana pasada la entidad todavía no había entregado por completo el forensic al juez, si bien sostiene que ha hecho llegar a la Audiencia Nacional la parte de esa investigación interna que considera más mollar.

Ni de las 10 horas de declaración de Fraguas repartidas en dos días ni de los documentos que la entidad ha aportado hasta ahora al Juzgado se desprende que el BBVA sitúe la responsabilidad de la contratación de Villarejo en los más altos niveles de la dirección del banco, aseguran las fuentes consultadas.

Cosa distinta es que los investigadores tienen la sospecha de que la contratación de Villarejo para los encargos que durante 13 años se le hicieron y por los que cobró un total de 10 millones de euros no se puede endosar únicamente a dos simples empleados de nivel medio. Consideran que directivos de rango superior debieron tener, como mínimo, conocimiento de la relación con el policía.

En su declaración en la Audiencia Nacional, Francisco González reconoció que tenía conocimiento de la investigación que estaba llevando a cabo el banco sobre el asalto a Sacyr. Sin embargo, negó que conociera la contratación de Cenyt, a quién pertenecía esta empresa o que se estuvieran empleando medios como escuchas telefónicas ilegales o seguimientos, que Villarejo reflejaba en sus informes escritos. 

Esos seguimientos a políticos, empresarios, periodistas y responsables de instituciones realizados en 2004 para tratar de frenar un intento de Sacyr de hacerse con el control del BBVA fueron los primeros encargos a la empresa del comisario jubilado José Manuel Villarejo, en prisión desde hace dos años.

Pero después, hubo más. Las diligencias también se refieren al encargo de investigar a empresarios del ladrillo morosos con el banco y a Ausbanc, la asociación de usuarios a la que el BBVA acusó de extorsión en tiempos de FG.

Las claves de Béjar

De la decena de imputados por distintos delitos que han sido citados a declarar en esta pieza separada del 'caso Tándem', González y el banco han sido los únicos que han respondido desde el primer momento a todas las preguntas del juez Manuel García-Castellón y los fiscales.

No obstante, el investigado que ha mostrado mayor disposición a colaborar es Antonio Béjar, que declaró y aportó documentación después de que los fiscales pidieran al juez que le impusiera una fianza de 500.000 euros para seguir en libertad. Béjar ha sido despedido por el banco de manera fulminante.

En su estrategia de defensa, Béjar sí ha apuntado a directivos de niveles superiores de BBVA como conocedores e inductores de la contratación a Cenyt, de acuerdo con fuentes conocedoras de la misma.

El resto de exdirectivos y directivos imputados, entre ellos, Ángel Cano, no han declarado hasta ahora alegando que la causa permanece secreta. Según fuentes financieras, algunos de ellos se han arrepentido de ello al ver que el banco sí está aportando su versión al magistrado y la Fiscalía en esta fase de la instrucción. Adolfo Fraguas tendrá que volver a declarar a la Audiencia Nacional en los próximos días.

Fuentes de BBVA destacaron este jueves, una vez más, que su representante legal está colaborando con la investigación al responder a todas las preguntas del juez y la Fiscalía. Le asiste en su defensa la exfiscal y ahora abogada de Garrigues Helena Prieto, responsable de la investigación interna de BBVA.