El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi ha participado este viernes en Vitoria en el Foro Económico de la revista Dato Económico.

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi ha participado este viernes en Vitoria en el Foro Económico de la revista Dato Económico.

Empresas

Garamendi aboga por la supresión del Impuesto de Patrimonio y la reducción del de Sociedades

El presidente de la CEOE ha pedido "apoyo a la empresa" porque "es la empresa la que hace que un país avance".

Noticias relacionadas

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha defendido este viernes la necesidad de "suprimir" el Impuesto de Patrimonio, ya que considera que "no recauda absolutamente nada, es marginal" y es un impuesto que "grava el ahorro" y "desanima a cualquiera". Además, considera que el Impuesto de Sociedades tiene que estar en unos niveles "más que razonables" para que "tampoco grave el ahorro, cuando ya se han pagado los impuestos en su momento".

Garamendi ha participado este viernes en Vitoria en el Foro Económico de la revista Dato Económico donde ha hecho referencia al último informe sobre 'Perspectivas Económicas' de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Estas previsiones indican que la economía española crecerá este año a un ritmo del 2%, cuatro décimas menos que en 2018, y que se frenará al 1,6% en 2020 y 2021.

Para Garamendi, "no son malas noticias" pero cree que es necesario "saber cómo gestionarlas", y tras rechazar "hablar de siglas", ha puesto en valor los "Pactos de Estado y no de partidos", ya que considera que son "fundamentales para la estabilidad del país".

"La ideología está muy bien pero en economía dos más dos son cuatro, no nueve ni doce. Nosotros vamos a ser leales con el Gobierno que tenga que ser pero también diremos las cosas que tengamos que decir si no nos gustan", ha defendido.

En este sentido, ha pedido "apoyo a la empresa" porque "es la empresa la que hace que un país avance". A la hora de invertir, ha subrayado la necesidad de contar con "estabilidad y seguridad política", algo que cree que se puede dar a través de "un modelo estable". "Nosotros los empresarios saldremos al campo a jugar pero tenemos que saber cuáles son las reglas del juego", ha defendido.

En materia de fiscalidad, ha defendido que "no es verdad" que en España sea menor que en Europa, y ha criticado que cuando se habla de presión fiscal, no se incluya las cotizaciones sociales, "cuando son impuestos".

En este sentido, ha afirmado que la economía sumergida se sitúa en un 13% en Europa y en España ronda el 23%. "Nosotros calculamos que si fuéramos capaces de eliminar la economía sumergida, podríamos hablar de 100.000 millones de euros en impuestos", ha señalado.

Garamendi ha afirmado que los empresarios son "los primeros en contra de la economía sumergida" porque es una "deslealtad tremenda" y un "dumping fiscal" para los empresarios que cumplen. "Pensamos que hay que hacer un plan real y serio contra la economía sumergida", ha reclamado.

Gravar el ahorro

El presidente de la CEOE también cree que "no debe haber más presión fiscal en el ahorro" y cree fundamental "suprimir" el Impuesto de Patrimonio, ya que "no recauda absolutamente nada, es marginal" y es un impuesto que "grava el ahorro" y "desanima a cualquiera".

Además, considera que el Impuesto de Sociedades tiene que estar en unos niveles "más que razonables" para que "tampoco grave el ahorro, cuando ya se han pagado los impuestos en su momento". "Nadie está diciendo que no se puedan subir los impuestos sobre las ganancias, pero no sobre el ahorro. Creo que es un debate que tiene que estar sobre la mesa, es un debate global de cómo tienen que cambiar los impuestos", ha señalado.

Preguntado sobre las reivindicaciones de los pensionistas, Garamendi ha defendido que es necesario analizar la situación "con mucha seriedad" dentro del Pacto de Toledo, para ver cómo se va a pagar y quién lo va a abonar. "Si esto significa que lo vuelvan a pagar las empresas, que sepáis que la competitividad de esas empresas caerá", ha advertido.

Por otro lado, ha defendido la necesidad de que la Industria cuente con un apoyo "sin fisuras" y ha asegurado que cuando la industria participa por encima del 20% del PIB, el paro es menor. Así, ha puesto como ejemplo el caso de Euskadi donde "el sector industrial participa en el 24% del PIB y tiene un 10% de desempleo".

El presidente de la CEOE ha puesto en valor a los sindicatos destacando que en el Estado son capaces de hacer "grandes acuerdos" y ha informado de que hay 5.000 mesas abiertas. "Hemos hecho muchos acuerdos de negociación colectiva a nivel nacional. La paz social es la mejor infraestructura que podemos tener. El diálogo social es clave", ha subrayado.

Preguntado por la actividad del sindicato ELA, mayoritario en el País Vasco, ha insistido en que la CEOE a nivel nacional alcanza "grandes acuerdos" y ha asegurado que la negociación colectiva "funciona", tanto la sectorial como de empresa.

Asimismo, ha afirmado que la CEOE "no hace política" y cree que los sindicatos "tampoco tienen que hacer política". "Tenemos que saber cada uno dónde estamos y cuál es nuestro espacio y creo que posiblemente es el punto de divergencia entre unos sindicatos y otros", ha defendido.

Por último, ha destacado que "Álava es un buen territorio para invertir" y cree que es necesario "defender el mundo del automóvil" teniendo "mucho cuidado" con los anuncios sobre cambios tecnológicos, ya que "pueden afectar de forma importante".